Estado

Cae nevada y no hay apoyos a la población

Municipios deben habilitar albergues y sostenerlos por su cuenta ante la severa contingencia

Víctor Hugo Valdovinos/El Diario

jueves, 31 diciembre 2020 | 15:06

Nuevo Casas Grandes.- Aunque la llegada de nieve con la cuarta tormenta invernal fue vista por muchos con alegría al amanecer con la ciudad “vestida” de blanco, lo cierto es que el descenso de temperaturas y la acumulación de nieve trae problemas para otros, principalmente en los polígonos de pobreza ubicados en la periferia de la ciudad que justamente ahora con la suspensión del fideicomiso para casos de desastres naturales, no podrán contar con apoyos.

Según estimaciones de la Dirección Municipal de Protección Civil, son alrededor de 3,500 familias las que quedaron “descobijadas” en Nuevo Casas Grandes por la maniobra administrativa del Gobierno Federal, que al retirar los programas con los recursos que significaban los fideicomisos, ahora no pudieron recibir cobijas, colchonetas, despensas y hasta láminas que formaban parte de la miscelánea del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Sin embargo, no se puede dejar desamparada a la población del todo y pese a la falta de esos recursos, son ahora los municipios los que deben solventar los gastos de atención de las personas que sufren daños en sus viviendas o que se quedan varados en la ciudad, teniendo que habilitarse albergues que se sostienen únicamente con aportación municipal.

El frente frío número 24 combinado con la cuarta tormenta invernal, sorprendió al Noroeste donde desde temprano también, quienes se vieron atareadas fueron las corporaciones de los municipios de Ciudad Madera, Gómez Farías, Ignacio Zaragoza, Buenaventura, Galeana, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, por las precipitaciones que resultaron en espesores de nieve de 5 a 20 centímetros.

En contraste, de manera sorprendente el choque de estos fenómenos meteorológicos no afectó a los municipios de Janos ni de Ascensión, que incluso ayer todavía se vieron son clima soleado y algo de vientos o nublados parciales durante el día, pero no la precipitación de nieve que ayer todavía, volvió a registrarse durante el día en Buenaventura.

En Casas Grandes en tanto, se reportó el colapso de servicios como el de la energía eléctrica y la señal de telefonía durante gran parte del día de ayer y a consecuencia de la tormenta que azotó ayer, dejando a comunidades aisladas como la de Juan Mata Ortiz, donde sus pobladores, que integran familias de artesanos de cerámica, constataron la falta de servicios que incluyeron hasta la falta de agua potable.

Los tramos que se vieron afectados también son los de la carretera de Buenaventura a Ignacio Zaragoza, conocido como “Las Emes”, donde se tuvo que bloquear el camino por parte de las autoridades municipales a fin de evitar accidentes o emergencias como el tramo de Buenaventura al seccional Ricardo Flores Magón, donde se reportaron camioneros varados en lo alto de la Cuesta del Servín.

El Director de Bomberos de Buenaventura, Josué Paisano, confirmó que el tramo a Ignacio Zaragoza fue cerrado al paso vehicular desde las 7:00 de la tarde por lo copioso de la nevada de anteayer, mientras que el Director de Seguridad Pública de ese municipio, Noé Olivas Enríquez, señaló que ya a las 3:30 de la tarde se reabrió el camino sólo para permitir el flujo vehicular entre ambos municipios por un par de horas, ya que a las 5:30 de la tarde volvió a ser bloqueado ante el riesgo de un accidente en ese tramo de curvas sinuosas con barrancos de más de 100 metros.

En la zona serrana también se reportaron accidentes y vehículos varados, principalmente los de carga pesada pero al parecer sin fatalidades, siendo los percances pérdida de cargas o daños por lo resbaloso de las brechas de terracería cubiertas de nieve que al congelarse, los neumáticos no tuvieron agarre en la superficie de rodamiento.

En Nuevo Casas Grandes por último, se reportó la atención a 14 personas que se quedaron varados por la nieve, teniendo que asistirlos en un albergue del que estuvo al pendiente Protección Civil, en un cetro comunitario de la colonia Héroes de la Reforma para que pasaran la noche durante la tormenta invernal.