Estado

Caen 7 violadores seriales en tan sólo seis años

Aprovechan dispersión urbana para atacar y no ser vistos

De la Redacción/El Diario
lunes, 28 enero 2019 | 05:25
Tomada de Internet | Foto temática

Chihuahua.- Desde 2013, siete violadores seriales han sido detenidos en Chihuahua capital y Ciudad Juárez. Algunos de ellos agredían a sus víctimas de una misma forma: aprovechaban la dispersión urbana para violar, lejos de ser vistos en flagrancia.

El primero en ser detenido en octubre de 2013 fue Gustavo Guevara Pérez, quien ha iniciado 10 causas penales. Guevara, actualmente de 32 años, les mostraba un arma de fuego a sus víctimas.

Les decía que venía de matar a una persona y que tenían que caminar junto a él sin gritar ni llamar la atención. Luego las llevaba a terrenos en desuso donde las obligaba a practicarle sexo oral. Después las asaltaba.

El violador fue sentenciado en octubre del año pasado a una pena de 12 años de cárcel y el pago de 7 mil pesos como reparación de daño por agredir sexualmente a una adolescente de 17 año en agosto de 2013.

Guevara Pérez, quien también se hace llamar Juan Ramón Aguirre Guevara o César Robles Hernández, ha recibido otros seis fallos condenatorios en su contra por el mismo delito.

Otro presuntoviolador en serie detenido fue Óscar Quiroz Domínguez, capturado en marzo de 2016 en Ciudad Juárez. Se le acusa de haber violado por lo menos a 10 mujeres. La mayoría de sus víctimas eran estudiantes.

Sus crímenes, cometidos entre octubre de 2013 y marzo de 2016, ocurrieron en terrenos baldíos. A la mayoría de ellas las captó en un predio en desuso ubicado cerca de Ciudad Universitaria y las amenazaba con matarlas de un balazo si no caminaban hacia donde él les ordenaba.

El presunto violador de 29 años enfrenta una sentencia por los delitos de violación sexual y abuso sexual agravado en perjuicio de dos menores de 16 y 17 años que habían sido obligadas a abordar su vehículo, para posteriormente agredirlas sexualmente.

Con esa sentencia, dictada en mayo de 2018, Óscar Quiroz purgará una condena de 17 años y tres meses de cárcel, ya que cumplía con otra sanción de cinco años y ocho meses por el mismo delito.

El tercero en ser detenido, también en Ciudad Juárez, fue Jesús Manuel Márquez Velázquez en mayo de 2014, quien abordaba a sus víctimas en la vía pública para llevarlas a lugares existentes en medio de la mancha urbana y terrenos baldíos. Ahí, les robaba sus pertenencias, las obligaba a que lo besaran y cuando lo hacían las sometía a golpes.

Fue acusado de haber cometido 10 ataques sexuales en este tipo de predios, ubicados al suroriente de la urbe fronteriza. Márquez cometió los delitos en enero y febrero de 2009 y en enero, febrero y marzo de 2014.

El hoy sentenciado acumula 38 años de prisión, luego de que acumulara seis resoluciones judiciales en su contra, la última recibida en septiembre del año pasado por una violación cometida en febrero de 2014 contra una mujer de 40 años. Después fue Roberto Jonathan Barrera Hernández, alias “el Jona”, actualmente de 35 años, a quien se le integraron 14 carpetas de investigación y ha recibido varias sentencias condenatorias, que en total suman 61 años de prisión. Barrera siempre atacaba en las primeras horas del amanecer.

Sus víctimas, obreras de la industria maquiladora que caminaban rumbo a las fábricas.

El violador serial las amagaba con un arma de fuego para después llevarlas a tapias para desnudarlas, atarlas de mano, cubrirles los ojos con sus propias prendas, inmovilizarlas y agredirlas sexualmente. Barrera Hernández fue detenido en diciembre de 2014 en Ciudad Juárez.

 Elías Armijo Hernández fue otro de los violadores seriales de Ciudad Juárez y el detenido más reciente, en noviembre de 2017.

Armijo había atacado sexualmente a una empleada de una tienda de abarrotes, pero la víctima logró escapar. Posteriormente vecinos lo golpearon y entregaron a las autoridades locales.

En 1997, Armijo ya había sido sentenciado por violar y lesionar a una persona. Días antes de atacar a la empleada de una tienda, había entrado en la madrugada a una casa para violar a tres niñas de 12, 11 y 10 años, después asesinó a la mayor. En diciembre de 2017 fue vinculado a proceso por los delitos de violación con penalidad agravada contra las tres niñas y el homicidio de una de ellas.

En abril de 2018, Armijo fue encontrado muerto, por suicidio, en una celda del Centro de Rehabilitación Social (Cereso), No. 3, en Ciudad Juárez.

El primer violador serial en ser detenido en en la historia reciente de la ciudad de Chihuahua fue José Antonio Vázquez Ortiz, capturado en abril de 2014.

Dedicado a la fontanería, Vázquez daba dinero a niños de entre ocho y 10 años de la colonia Laderas de San Guillermo Etapa I para llevar a cabo sus propósitos. Fue sentenciado a 21 años de cárcel en junio de 2015 por violar a dos menores de edad y abusar sexualmente de otro infante.

Después fue Héctor O. B. detenido en febrero de 2017 en la capital del estado, luego de atacar a una mujer de 34 años y a su hija de 14, además de someter al esposo y padre de las víctimas, a quien obligó a presenciar el acto.

El violador de 25 años ya había cometido en 2009 un delito similar en Parral, por lo que había sido sentenciado a seis años de prisión anteriormente.