Estado

Calla Fiscalía identidades de restos localizados en tiro de mina

Aunque ya detalló que se identificaron los restos de 12 personas no se divulgó más información

Archivo

De la Redacción/El Diario

sábado, 18 julio 2020 | 12:19

Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado (FGE) no ha difundido oficialmente las identidades de las doce personas, cuyos restos fueron localizados en fondo del tiro de mina en Santo Domingo, mismas que ya están identificadas. 

Aunque oficialmente el titular de la FGE, César Peniche informó en su programa de radio que ya se tenían las identificaciones de doce personas, la autoridad no ha informado a detalle de quienes se tratan. 

El pasado 25 de junio, durante el programa “Chihuahua Seguro” el gobernador Javier Corral Jurado y el titular de la Fiscalía General del Estado, César Augusto Peniche Espejel, hicieron pública la obtención de la identidad de 12 personas, cuyos restos óseos fueron extraídos de un tiro de mina de 250 metros de profundidad ubicado en el poblado de Santo Domingo, municipio de Aquiles Serdán. 

El hallazgo de este lugar utilizado por criminales como depósito de cadáveres, se dio durante las labores de búsqueda de la joven de 19 años Ivannia Perea Prieto y su padre, quienes fueron privados de la libertad el 25 de julio de 2019 en el exterior de su domicilio en el fraccionamiento Cumbres Universidad. Extraoficialmente se ha manejado que entre los restos encontrados, está el del joven taxista de 18 años Antonio Mendoza Leal, levantado el 11 de julio de 2019 en la colonia Desarrollo Urbano, junto a otro joven llamado José Antonio Maldonado Payán. 

Durante el espacio informativo el gobernador Corral precisó que el hallazgo se había dado en un tiro de mina que data de más de 200 años de antigüedad y que está ubicado en Santo Domingo, uno de los pueblos mineros cerca de esta ciudad. 

A través de un video se daba a conocer que las autoridades obtuvieron la identidad de 12 personas cuyos restos óseos fueron extraídos de un tiro de mina localizado en Aquiles Serdán. 

Para lograr las identificaciones –según se informó- se aplicaron técnicas de genética forense, confrontándolas con las de familiares que reportaron desaparición de personas. Hasta el momento se desconoce públicamente la identidad de las personas.