Estado

Caminatas de hasta 6 horas hacen rarámuris en su marcha

Rechazan apoyo de Juan Carlos Loera y de sus delegados regionales

De la Redacción/El Diario
martes, 16 julio 2019 | 16:53
El Diario

Bocoyna.- Caminatas de seis horas y alimentación a base de agua y maseca son, junto con las indumentarias que portan, los únicos accesorios que cerca de 250 rarámuris de los municipios de Bocoyna, Guachochi, Urique y Uruachi utilizan para esta marcha que partió a las 11 de la mañana de este lunes, y se espera que este miércoles retomen la caminata desde San Juanito.

“Ahorita no hay apoyo para nada”, comentó Luis Carlos González, uno de los organizadores, quien puntualizó que esta marcha es contra el Gobierno federal. “Ahorita nuestro Gobierno federal está repartiendo dinero a manos llenas a otros países y a nosotros nos tiene más amolados que nunca”, señaló en relación a que no se entregaron apoyos para lo referente al programa Oportunidades, que se dejó de entregar, y se dejaron de recibir los apoyos de Procampo y del Programa de Empleo Temporal.

La zona de Guaguachique (ubicado entre urique y Batopilas) registra, además de la desatención en el censo para programas federales, la falta de brigadas médicas, principalmente porque se dice es una zona asolada por el crimen organizado y en donde no se reciben programas ni del Municipio, ni del Estado ni de la Federación.

Los manifestantes piden también la integración a programas como el de “Sembrando Vida”, que busca reforestar el territorio nacional, y en otros casos la siembra de frutales y otras especies de àrboles para el beneficio económico.

“Si viene el delegado Juan Carlos Loera no vamos a aceptar la negociación con ellos”, mencionó el manifestante, y recordó que “hace dos años negociamos con Gobierno del Estado y mandaron a la Coepi, mandó a Fomento Social. El señor Víctor Quintana SIlveyra fue el que estaba al frente de todas las negociaciones y no se cumplió el convenio que se firmó con la primera marcha”.

Al respecto, aclaró que, a menos que no sea personal de la Secretaría de Gobierno, no se habrá de atender ninguna negociación en donde destaque el interés de algunos actores políticos por sumarse a la marcha, y se dejó en claro que se admite solamente a gente rarámuri como manifestantes.

A pesar de que la Sierra Alta de Chihuahua mantiene temperaturas frescas durante la mayor parte del año, en periodos del día la caminata se lleva a cabo bajo temperaturas que llegan a registrar hasta los 28 grados centígrados, situación que los llevó a establecer caminatas de 6 horas con intervalos de descanso de 30 minutos.

“Ahorita la gente del pueblo de Creel nos ha estado dando comida, así, con agua. Hay gente que se ofrece a darnos agua, galletas, y ahí traemos pinole y Maseca para tomar en el camino”, mencionó el rarámuri, y destacó que, así como se integran rarámuris a la marcha, también otros más se han retirado de la misma por las ocupaciones propias de sus vidas.

Por último, se solicitó a los habitantes de las comunidades ubicadas a orillas de la carretera a sumarse o apoyar con alimento para poder continuar con esta marcha, y solicitó el apoyo a la sociedad en general al citar: “Estamos haciéndolo por nuestras comunidades, no para la gente rica, sino para la gente pobre para quienes estamos pidiendo trabajo”.