Estado

Cerró CEDH caso de Esperanza

Comisión oculta razones de ‘carpetazo’ a queja por abuso de Corral en compraventa de casa

Cortesía / Esperanza Miranda Molinar
Archivo / El Diario de Juárez / La propiedad en la calle Costa Rica

El Diario

sábado, 17 abril 2021 | 07:07

Ciudad Juárez— La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a través del primer visitador titular, Eduardo Sáenz Frías, informó que fue cerrado el caso de la queja que presentó la hija de Esperanza Miranda Molinar, Yolanda Agüero Miranda, en contra del gobernador del estado, Javier Corral Jurado.

El pasado miércoles Yolanda Agüero Miranda protestó frente a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ante la falta de avances de la denuncia en la que acusa que Corral se aprovechó de su madre, de entonces de 90 años, para hacer un trato y despojarla de su casa, en la que actualmente vive el mandatario, en el cruce de las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña.

Yolanda afirma que su madre no estaba en condiciones físicas y mentales de negociar la venta de la propiedad, ya que para el 2017, cuando se hizo el trato, además de tener un problema de ludopatía, tenía “un trastorno depresivo por la muerte de una hija, que se agudizó con la venta de la casa”,

Sin embargo, Sáenz Frías dijo ayer que “el expediente está cerrado”.

Precisó que él particularmente no tenía conocimiento del caso, porque no tiene mucho tiempo al frente de esta visitaduría, pero “el expediente está trabajado y fue cerrado sin que concluyera en alguna recomendación hacia el gobernador”.

Mencionó que estaba imposibilitado para dar más detalles porque estaría vulnerando la privacidad de la misma quejosa. 

El primer visitador titular de la CEDH señaló que al parecer ésta ya no tuvo la voluntad de continuar con el expediente.

Dijo que en el expediente se analizó el caso particular, donde hay una agraviada directa, que es la mamá de la señora Yolanda Agüero Miranda.

“Independientemente de que la señora Agüero es la quejosa, la que está en contra de la situación, ahí la agraviada directa era la mamá: se llevaron diligencias con ambas y el caso está cerrado”, expresó.

En tanto Yolanda Agüero Miranda afirmó que no estaba enterada oficialmente de que el caso estaba cerrado.

“A mí simplemente me dijeron que esa instancia no era para ese tipo de demanda y que tenían que ir a otras oficinas. Me mandaban para un lado y otro. Usted no tiene idea de cómo nos traían, yo no soy estudiada ni sé de leyes y quién sabe cómo hablan porque a veces dicen cosas que yo no entiendo”, comentó.

Señaló que la visitaron seis veces y todos (los que acudieron ante ella) tenían diferente expediente.

“La última vez fue un día domingo y la verdad yo sí sentí intimidación”, comentó, y agregó que a ella casi la obligaron a firmar y también a su mamá.

Dijo que independientemente de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos cerró el expediente y ella se siente intimidada, “no va a parar”