Estado

Chihuahua, primer lugar en violencia vs la mujer

Durante mayo se realizaron 18 mil reportes de agresiones al 911

Tomada de horizontum.mx

De la Redacción/El Diario

miércoles, 01 julio 2020 | 07:59

Chihuahua.- En tres meses, el estado de Chihuahua pasó al primer lugar por denuncias al 911 por violencia contra la mujer, con más de 18 mil llamadas durante mayo, cuando se encontraba en el tercer sitio en abril, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp). 

Los registros señalan que al día se realizan en promedio 120 llamadas al servicio de emergencia 911 en la entidad, según datos de los primeros 5 meses del año, las cuales tienen que ver con incidentes de violencia contra la mujer, que incrementaron un 4 por ciento del mes de abril a mayo. 

Lo anterior a pesar de que a nivel nacional la estadística de llamadas por dicho motivo bajaron, esto al pasar de 21 mil 722 que hubo en abril contra las 19 mil 975 de mayo, mientras que en Chihuahua durante abril se recibieron 3 mil 986 y en mayo subió a 4 mil 55. 

En el mes de marzo Chihuahua se ubicada en el tercer lugar en llamadas de auxilio por violencia contra la mujer con 10 mil 112, en abril tuvo 14 mil 98 y ahora en mayo está en primero con más de 18 mil, superando al Estado de México y a la Ciudad de México que reportan 18 mil 211 y 15 mil 750 respectivamente. 

Cabe señalar que estas dos entidades se han catalogado como los lugares donde más llamadas al 911 por este motivo se realizan, ahora el estado norteño los superó; asimismo, el cuarto lugar lo tiene Jalisco con 6 mil 387, muy por debajo. 

A pesar de la contingencia sanitaria a consecuencia del Covid-19, las llamadas al servicio de emergencia a nivel nacional han ido a la baja, pero no en el caso e Chihuahua, en donde más se han realizado, según los datos del Sesnsp. 

El delito de violencia familiar está contemplado en el Código Penal del Estado de Chihuahua en los artículos 193 y 194, dentro del título octavo que señala los delitos cometidos en contra de un miembro de la familia. 

La penalidad por dicho delito va desde uno a cinco años de prisión y el tratamiento integral especializado enfocado a la erradicación de la violencia familiar, además este se perseguirá de oficio, señala el ordenamiento.