Estado

Cierran acceso a clinica del Issste en Jiménez

Protesta por pésimo servicio

El Diario de Parral

miércoles, 28 abril 2021 | 16:25

Parral.- Desde temprana hora el grupo de profesores  protestó ante las crecientes deficiencias en la atención que se brinda, Arturo Rentería quien encabezó la protesta informó que las quejas son muchas, pero las principales son la falta de medicamentos, el cual ha sido un problema de toda la vida. 

Dijo que el desabasto de medicamentos ha venido empeorando  desde hace poco más de un mes, se trata de una crisis que no se explican a qué se debe, si los trabajadores realizan sus aportaciones de manera puntual, ya que esta les es retenida automáticamente. 

Además, dio a conocer que la falta de médicos especialistas es otra situación que prevalece en el servicio que les brinda debido a que tienen que trasladarse hasta Parral o inclusive a la capital del estado. 

De igual forma, otra situación es la falta de laboratorio para análisis clínicos, lo que los obliga a trasladarse hasta Parral, siendo que anteriormente la propia institución contaba con una camioneta para llevarlos, pero esta les fue retirada sin motivo alguno, indicó. 

Comentó que tras gestiones y presiones consiguieron que les aprobaran la creación de un laboratorio, “nos dijeron que sí y hasta el cascaron hicieron, pero el proyecto ya quedó en el olvido”, resaltó. 

Señaló que la medida de protesta sería impedir el acceso a todo el personal de la clínica, explicó que lo que menos se desea es afectar más a la castigada derechohabiencia, por lo que si algún paciente va con una cita programada, o alguien se siente mal, buscarán la forma de que sea atendido. 

No obstante, las actividades normales o habituales de la clínica, no se permitirán, hasta en tanto no se dé un acercamiento con las directivas del instituto y se plantee una solución a las demandas, que más que demandas, son un derecho de los trabajadores. 

Finalizó diciendo que no solo ellos como derechohabientes padecen la ineficiencia, sino también los propios trabajadores del nosocomio, quienes en sus propias palabras, se desempeñan en condiciones precarias, con materiales raquíticos y en ocasiones no tienen ni hojas de máquina.