Estado

Cierran ciclo y dejan presas en niveles mínimos

Logran acuerdo México y EU sobre Tratado de Aguas

De la Redacción/El Diario

viernes, 23 octubre 2020 | 11:00

Chihuahua.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció el pago del agua a Estados Unidos de América, según el acuerdo del Tratado de Aguas Internacionales de 1944, por lo cual terminó con la extracción del líquido de las presas de Chihuahua; sin embargo, Las Vírgenes, municipio de Rosales, fue dejada al 17.7 por ciento de su capacidad total, según los registros del Sistema Nacional de Información del Agua (Sina) al 22 de octubre.

Lo anterior después de que el 1 de marzo del presente año (inicio del ciclo de riego) Las Vírgenes tenían en su interior 344.11 millones de metros cúbicos de agua, es decir el 96.85 por ciento; sin embargo, al día de ayer la presa tenía 62.88 millones de metros cúbicos, por lo cual se extrajo más de 281.23 millones; sólo el 15 por ciento fue destinado al ciclo agrícola, según señalaron los agricultores en diversas ocasiones.

En cuanto a la presa La Boquilla, municipio de San Francisco del Oro, actualmente cuenta con el 31.57 por ciento de su capacidad, es decir 913.74 millones de metros cúbicos; al inicio del ciclo agrícola tenía mil 995.3 millones de metros cúbicos, por lo cual perdió un total de mil 81.26 millones.

Lo anterior según las cifras oficiales que Conagua publica en la plataforma del Sina, en la cual señala que El Granero, municipio de Aldama, tenía 230.84 millones de metros cúbicos de agua el primero de marzo, y hasta ayer había 144.98 millones, es decir el 49.57 por ciento de su capacidad.

Cabe señalar que el pasado 14 de septiembre agricultores de la zona Centro del Estado de Chihuahua, apoyados por integrantes del Frente Nacional Anti AMLO (Frenaa), de los alcaldes de Parral, Camargo, Saucillo, Delicias y de la ciudad de Chihuahua, mantienen bajo su resguardo la presa La Boquilla, Municipio de San Francisco de Conchos, impidiendo de esta manera la extracción del agua.

Lo anterior se derivó desde la primer semana del mes de febrero del presente año cuando se iniciaron llamados a la movilización en los diversos municipios de la cuenca del Río Conchos, convocados por la Asociación Agrícola de la ciudad de Camargo, para evitar lo que consideran es un robo a los agricultores de la región, cuyo conflicto ya cobró la primer víctima mortal por el lado de los manifestantes.

Este conflicto entre los productores del campo y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) es en torno al agua de las tres presas más importantes que alimentan al Río Conchos, La Boquilla (San Francisco de conchos), Las Vírgenes (Rosales) y El Granero (Aldama), cuyo líquido es usado para el ciclo agrícola.

Estas manifestaciones por la demanda de agua en Chihuahua ya dejó la muerte de una mujer y un lesionado, el cual se intensifico desde mediados de julio pasado con una ola de protestas, debido a que agricultores y campesinos identificaron extracción de la presa Francisco I. Madero para abastecer al embalse Luis L. León, con la finalidad de que el gobierno mexicano cumpla con un tratado para devolver parte de este recurso a Estados Unidos.

En febrero algunos diputados panistas que han estado al frente de las protestas, mencionaron que, “esta agua que pretenden liberar, será vendida a empresarios de Nuevo León y Tamaulipas, los panistas denunciaron que esto demuestra que para el gobierno de la 4T primero son los ricos”.

La situación se tornó tensa, dado que más de 100 efectivos del Ejército llegaron con armas largas, a los que se sumó un gran despliegue de la GN en las inmediaciones de la Presa La Boquilla.

Los rancheros-agricultores no se intimidaron ante los uniformados, también bloquearon la carretera federal 45 exigiendo un diálogo con los representantes de la Conagua, para detener el intento de abrir la presa.

Cientos de pobladores de los municipios de la cuenca escalaron a la presa, quienes hicieron retroceder a las fuerzas militarizadas que pretendían abrir las compuertas.

Dos días después el Congreso del Estado de Chihuahua realizó una sesión extraordinaria en la presa La Boquilla, en apoyo a los productores agrícolas que mantenían bloqueadas las compuertas.

Sin embargo, y aún con la presencia de la Guardia Nacional, productores agrícolas y funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizaron la apertura oficial de la presa La Boquilla, al mismo tiempo que sonaba el tema: “Yo Soy del Mero Chihuahua”, con lo que se marca el inicio del ciclo agrícola 2020, esto el primero de marzo.

De acuerdo al líder de los agricultores de Camargo, Jorge Aldana Aguilar, el Gobierno Federal no sólo mantiene la presencia militar en la presa La Boquilla y la derivadora Las Pilas, sino que ha incrementado el número de elementos lo mismo de la Guardia Nacional que de la Policía Militar.

Para el 25 de marzo, de acuerdo a reportes de campesinos que cuidan el sector, minutos antes de las nueve de la noche el rumor sobre un incremento del 100 por ciento en la extracción de la presa la Boquilla comenzó a correr de manera inmediata, alertando a los agricultores.

Esto originó que los agricultores de la región iniciarán una protesta cerrando las carreteras de la zona sur fueron, quienes además han quemado al menos seis unidades de la Conagua, CFE y Guardia Nacional, así como un tractocamión, el conflicto provocó que un productor resultara lesionado cuando una camioneta de la CFE, les fue “aventada” para contener la manifestación

Días después, el 6 de abril, el diputado federal Mario Mata dio a conocer que con la apertura de las compuertas de la presa La Boquilla, Chihuahua perdió mil millones de metros cúbicos de agua, calificando las acciones de la federación como un acto engañoso, haciendo alusión al tema del tratado con Estados Unidos pero sin fundamentar la violación del pacto al que habían llegado con los productores.

El 8 de Junio, ahora en ciudad Ojinaga, se realizaron protestas por una nueva extracción en la presa El Granero, el cual duró cerca de 48 horas culminando con la presencia de la Guardia Nacional, después de que se enfrentaran los productores contra las autoridades federales.

Este conflicto provocó el incendió de vehículos propiedad del Gobierno Federal y el encierro del delegado del Bienestar, Juan Carlos de La Rosa en el Palacio Municipal, quien días posteriores anunció posibles demandas legales.

Varios días después el presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech), Salvador Alcántar Ortega se comunicó a El Diario para denunciar públicamente que sigue la extracción masiva y desmedida de agua en la presa Luis L. León mejor conocida como "El Granero", lo cual empieza a poner en situación crítica y de colapso dicho cuerpo de agua.