Estado

Claman justicia para sus muertos; Felipe y Eduardo repartían comida

Familiares de mexiquenses recibieron sus cuerpos tras una semana de accidente en Jiménez

Eduardo González / El Diario

jueves, 05 noviembre 2020 | 08:50

Chihuahua- Tras ser impactados por un tráiler mientras se dirigían a la Ciudad de México luego de completar sus labores de distribución de productos de abarrotes en el estado, Felipe y Eduardo, murieron. El accidente ocurrió la madrugada del jueves 29 de octubre en la carretera Jiménez – Gómez Palacio. 

Ambos laboraban para una distribuidora de alimentos con sede en el Estado de México, Felipe tenía 47 años y Eduardo 26; el primero originario de Santa Úrsula Coapa y el segundo en Valle de Chalco. 

Hugo, sobrino de Felipe narra que el suceso ha sido una pesadilla desde el inicio dado que las autoridades de Chihuahua y de Durando se mantuvieron herméticas en brindar información. “También fue una semana de drama, no querían entregarnos el cuerpo de mi tío Felipe”, afirma. En tanto urgen a que el chofer responsable sea castigado por la ley. 

Mediante una investigación propia fue como el joven descubrió que la causa que su tío no se reportaba y no contestaba el teléfono fue por el fatal accidente, pues afirma que las autoridades se cierran. “Cuando un familiar muere fuera, es doble el sufrimiento”. 

El reporte que lanzó la Guardia Nacional el pasado 30 de octubre especifica que el accidente se presentó en el kilómetro 146+900, luego de impactarse dos tractocamiones, sin embargo para la familia sólo hay un responsable, el conductor del segundo tráiler quien los habría impactado por falta de pericia. 

Uno de los masculinos presentó pérdida de masa encefálica con fractura expuesta de cráneo. 

Los vehículos involucrados corresponden a un Tracto Camión, con matrícula LF10623, del Estado de México, color blanco, y un tracto Camión, color verde, con matricula Federal 63AK7M.

Luego del accidente, ciudadanos cometieron actos de rapiña con la carga esparcida en el pavimento.