Estado

Clausuran 20 terrazas clandestinas con alberca

Buscan autoridades evitar accidentes

El Diario de Juárez / El director de Protección Civil Municipal, Roberto Briones Mota

Mayra Selene González / El Diario de Juárez

martes, 19 julio 2022 | 23:29

Ciudad Juárez.— Durante esta temporada de verano, la dirección de Protección Civil Municipal ha clausurado 20 terrazas y jardines de fiestas clandestinos que contaban con albercas, para evitar más accidentes donde menores puedan morir ahogados durante alguna celebración, dijo el titular de esa dependencia, Roberto Briones Mota.

El pasado 19 de junio, un hecho de este tipo cobró la vida de un niño de cuatro años de edad mientras se encontraba en una celebración de cumpleaños, informaron agentes de Seguridad Pública.

El accidente ocurrió en un jardín con alberca ubicado en las calles Doctor Manuel Ruiz y Luis Moya de la colonia Corregidora.

El oficial indicó que al llegar al lugar les informaron que familiares habían trasladado al menor al hospital del Seguro Social de la Chaveña, sin embargo al llegar al área de Urgencias no fue recibido debido a que ya no contaba con signos vitales.

Briones Mota indicó que hasta el momento se han recibido alrededor de 20 denuncias de terrazas clandestinas, y todas se han atendido cerrado los lugares.

“Regularmente cuando llegamos a esas terrazas es por medio de la denuncia de los vecinos que les causan actos de molestia, pero seguimos trabajando, algunas se han cerrado y ya no han reincidido en la apertura”, comentó.

Estos lugares sólo pueden volver a abrir si se regularizan, para lo cual tienen que hacer toda la documentación iniciando por el registro ante Desarrollo Urbano, explicó.

Revisan que salvavidas cuenten con certificación 

El funcionario dijo también que la mayoría de los centros recreativos y albercas que están registrados, cuentan con salvavidas que hicieron su certificación esta temporada en el curso de primeros auxilios y nado, el cual fue impartido por la dependencia

Indicó que se realizan visitas aleatorias a las albercas para verificar que realmente que se encuentre el salvavidas en el lugar.

Cada centro recreativo tuvo como requisito enviar a su salvavidas a tomar el curso que imparte la dependencia y pagar el costo, por lo que al otorgarle la certificación, ésta lleva el nombre del lugar para el cual trabaja, explicó. 

“Cabe mencionar que si un salvavidas tiene un gafete de una alberca no puede trabajar con ese mismo gafete en otra alberca”, aclaró.

Indicó que fueron más de 120 los salvavidas que se certificaron en el curso, pero se continúa con el proceso a quienes lo han ido solicitando.