Estado

'Cobranza extrajudicial era por compadrazgos'

Así lo señaló el delegado de Infonavit

Francisco López/El Diario

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 17 octubre 2019 | 09:20

Chihuahua.- Derivado de las malas prácticas que rigieron al Infonavit, colocando la oferta sobre la demanda de vivienda alejada de los centros urbanos y de mala calidad, así como privilegiando la cobranza y adjudicación de inmuebles vía juicios, ahora se pondrá al derechohabiente en el centro de todas sus decisiones ofreciendo una política de cobranza social.

Lo anterior lo señaló Octavio García, representante en Chihuahua de la Dirección General del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, quien destacó que con una nueva  política social y programas de responsabilidad compartida, se reconoció el pago oportuno de mil 649 derechohabientes de la entidad condonandoles unos 24 millones de pesos, el 10 por ciento de lo que les restaba pagar.

También se benefició a más de dos mil 400 derechohabientes, cambiando sus créditos tasados en veces salario mínimo a pesos, para darles mayor certidumbre en la amortización de sus créditos, ya que se congela el monto de su préstamo y nos e ajusta a la par de los incrementos que establezca la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Anunció que el Instituto llevará a cabo la  Feria de Apoyos y Beneficios este 19 de octubre en el Gimnasio Manuel Bernardo Aguirre de la ciudad de Chihuahua de 9:00 a 16:00 horas con el objetivo de ofrecer diversas alternativas de solución a usuarios que enfrentan problemas para cubrir mensualidades de créditos de vivienda.

Para ese fin se contará con personal de varias áreas del Instituto, así como de agencias de mediación o solución, quienes tendrán la meta de apoyar a quien tenga atrasos en el pago del crédito que les fue otorgado, incluso a aquellos que han perdido su trabajo.

La intención es que los acreditados se acerquen expongan la situación por la que atraviesan, esta dependencia maneja varios programas que pueden servir para regularizar su situación de pagos, lo cual hará que no pierdan el patrimonio familiar que ya lograron formar.

El representante en Chihuahua de la Dirección General del Infonavit detallo que por años se privilegio un crecimiento inmobiliario desordenado con fraccionamientos alejados sin servicios como transporte, escuelas y acceso a vialidades importantes.

Informó que en el país se contaba con el servicio de unos 60 despachos de cobranza, muchos de ellos improvisados, con malas prácticas de cobranza y contratadas “por compadrazgos”, cuyos ingresos mayoritarios venían del Instituto y que ocasionaron muchas molestias a los derechohabientes.

Octavio García dijo que estos despachos privilegiaban la adjudicación de vivienda vía juicios, cosa que ya no se llevará a cabo, porque el Instituto lo que busca es que los trabajadores no pierdan su patrimonio y pondrá todo lo que esta en sus manos para privilegiar el diálogo y la mediación.

Informó que a través de una convocatoria de licitación se escogieron ya solo tres agencias de solución, quienes deben privilegiar el diálogo y no exceder en más del 25 por ciento de sus ingresos de casos provenientes generados en el Infonavit, cosa que no sucedía en la anterior administración.

Se pide que el 75 por ciento de sus ingresos debe venir de otros negocios o servicios, por lo que ahora a estas nuevas agencias de solución se deben enfocar en encontrar una mediación con los trabajadores que perdieron el empleo o dejaron su trabajo por otra actividad, para que no pierdan su patrimonio.

Octavio García subrayó que se les pagará mas a las agencias de solución por mediar, que por emprender juicios hipotecarios, lo cual sucedía al revés en la pasada administración, ya que si pasaban 10 meses sin pago, inmediatamente se procedía a la controversia legal.

Ahora se busca identificar a aquellos derechohabientes que perdieron su relación laboral para ponerse rápidamente en contacto con ellos y buscar una solución.

Informó que a partir del 2017 todos los créditos que se otorgan, disponen de un seguro denominado Fondo de Protección de Pago que se activa al momento de que un trabajador pierde su relación laboral y que abona hasta por seis meses la mensualidad pactada y no tendrían que pagar en ese tiempo.

Esta beneficio puede aplicar cada cinco años, ya que los créditos del Infonavit se firman por 30 años, o 360 pagos. Observó que es algo que no se debe estigmatizar, porque todo trabajador está expuesto a perder la relación laboral.

A diferencia de la prórroga que se ofrecía, se daba tiempo al trabajador de no pagar, pero no se abona recurso al crédito y generaba interés y se agrega al final.

También se dan casos de que los trabajadores que pierden su trabajo y no pueden incorporarse a la formalidad, se pide a una trabajadora social acudir al domicilio y realizar un estudio socio-económico para determinar las condiciones y se puede fijar una nueva mensualidad hasta por un año.

De esa forma se puede dar tranquilidad al trabajar sabiendo que tendría una nueva mensualidad acorde a sus ingresos.

A final de cuentas lo que se busca es poner al trabajador en el centro de todas las decisiones del Instituto, por lo que se busca escuchar a cada derechohabiente, para entender y genera soluciones a su medida y ver cómo la mediación puede tener mejores oportunidades de ponerse al corriente.

Octavio García dijo que los despachos que se tenían de cobranza ya no trabajan con el Instituto y solos e quedaron con tres que ganaron en un proceso transparente y que garantiza la búsqueda de soluciones para trabajadores que tengan voluntad para sacar adelante su crédito.

El propósito es proveer de vivienda a los trabajadores y que la mantengan, al Instituto no le interesa recuperar o adjudicarse casas-habitación, y hasta ahora no hay desalojos ni subastas.

Informó que para cambiar los créditos tasados en veces salario mínimo a pesos, se requiere que el derechohabiente gane hasta cuatro veces ese indicador , tenga 15 años de pago del rédito y deba al menos 1.4 veces el salado que se le prestó.

En el país se han beneficiado cerca de 100 mil derechohabientes, entre los cuales están mas de dos mil 400 en Chihuahua, a través del Programa de Responsabilidad Compartida.

Por lo que hace al Programa 90-10 que se aplicó en automático, se le condonó el diez por ciento del crédito a quienes tenían cubierto el 90 por ciento de su crédito.

Esto en una primera etapa  correspondió a 31 mil derechohabientes y se espera que para noviembre se aplique en favor de al menos otros 10 mil, para cerrar con 41 mil.

Por lo que hace a Chihuahua se beneficio mil 649 trabajadores quienes el pasado 10 de septiembre fueron a dormir y al día siguiente ya no debían nada al Instituto.

Estos programas fueron autorizados por el Consejo de Administración luego de un análisis a fondo y esos recursos condonados no afectan a la operatividad del Instituto y benefician a miles de acreditados quienes ya tienen pagada la totalidad de su crédito.

Finalmente insistió a los trabajadores que tengan problemas de pago, que se acerquen al Instituto a exponer su caso a fin de encontrar una solución real.