Estado

Colegio de Médicos reprueba 'frivolidad' de Javier Corral

Cuestionan escasos resultados en el estado y condiciones en las que están los hospitales

Miguel Silva/El Diario
sábado, 20 abril 2019 | 08:40
Tomada de Facebook

Chihuahua.- Médicos recriminaron las actividades frívolas que el gobernador Javier Corral Jurado realiza, mientras los hospitales públicos presentan una carencia e inexistencia de insumos y medicamentos ante la incapacidad de administrarlos adecuadamente, brindando una atención deficiente a los derechohabientes.

En una publicación en Facebook del Colegio de Médicos de Chihuahua A.C., escrita por Luis Javier García -quien fuera presidente del mismo– establece que los chihuahuenses sufren de disonancia cognitiva ante los escasos resultados en obra pública e infraestructura, así como la incapacidad manifiesta para administrar el sistema de salud.

La publicación refiere que a 30 meses de la administración corralista, los chihuahuenses sufren este padecimiento por los nulos resultados en seguridad, “con el infame incremento de la violencia en todas sus modalidades y con el lastimoso incremento en la tasa, frecuencia e incidencia de feminicidios en el estado”.

Además del “claro fracaso de los planes de austeridad y ahorro con el recorte de plantillas y presupuestos, sin que esto se vea reflejado ni en mejoría en la acción gubernamental, ni la mejoría en la calidad del gobierno, ni mucho menos en obra de beneficio social”.

Indica que contrario a esto, “los chihuahuenses ven a un gobernante frívolo que mientras queman y balacean comandancias de policía, prefiere jugar golf, o mientras raptan, violan y matan a una mujer, el mandatario sale a comer tacos en ropa deportiva y en pleno día laboral”.

Continúa: “O mientras asaltan, secuestran y matan a un comerciante, él prefiere jugar tenis, mientras que sus colaboradores se envuelven en actos de corrupción vendiendo periódicos que nadie lee, comerciando con farmacias ‘patito’, mientras se enriquecen, él prefiere pasear a sus mascotas y evadir la realidad y la responsabilidad del encargo”.

Explica que es ahí en donde estriba la disonancia del chihuahuense, quien ve un gobierno fallido cuando tenía la idea preconcebida que las cosas irían mejor, y surgen las dos situaciones disonantes.

La primera de ellas es el pensamiento de lo bueno por venir, y la otra la realidad, “y es ahí que el individuo se conflictúa y no reconoce que se equivocó al elegir a un individuo incapaz, ineficiente para el cargo, y trata de justificar su error intentando solventar su falla con situaciones mágicas, externas y busca uno o varios culpables, pero batalla, tarda en reconocer que se equivocó, que falló al otorgarle su voto y confianza a un individuo incapaz y disfuncional”.

García establece que “el ser humano cuando falla y erra su decisión no lo acepta tan fácilmente, aun y cuando vea su error, mejor busca una explicación alterna, se autoconvence y se puede ir entonces a dormir tranquilo, aunque en el fondo sepa bien que se equivocó”.  


[email protected]