Estado
Local

Comparte estudiante Brasileña su experiencia en Nuevo Casas Grandes

María Verónica Hoinatz Magnabosco, originaria de Brasil, comparte su experiencia sobre su estadía en esta ciudad.

María Verónica Hoinatz Magnabosco / Estudiante Brasileña

Viridiana Chairez Loya/ El Diario

martes, 11 febrero 2020 | 19:21

Nuevo Casas Grandes.- María Verónica Hoinatz Magnabosco, originaria de Brasil, comparte su experiencia sobre su estadía en esta ciudad, en donde arribó hace 6 meses como participante de los intercambios internacionales que realiza el Club Rotary. 

Cada año cientos de familias participan en el intercambio de jóvenes de 15 a 18 años, ya sea que sus familias o ellos mismos tengan relación o participen en las actividades que el Club Rotary, realiza tanto en México como en otros países. 

Este club patrocinan los intercambios, y las familias tienen la responsabilidad de recibir a un joven que venga de otro país, en este caso María Verónica Magnabosco, tiene 17 años de edad, es originaria de Salto do Lontra del estado de Paraná en Brasil, y viene representando a su país. Ella arribó a México hace 6 meses, y fue recibida por la familia Rodríguez Prieto de Nuevo Casas Grandes, en donde María Verónica está cumpliendo con la experiencia de su intercambio, el cual tiene una duración de un año. De igual modo, durante la segunda parte del intercambio, que son los últimos 6 meses reside con la familia Barrio Rivero. 

En entrevista para este medio, compartió que lo más difícil de dejar su país ha sido separarse de su familia, amigos, y un año de escuela, debido a que con motivo de su intercambio no le fue posible terminar su último año de preparatoria, pero ella tiene constante comunicación con su familia que se encuentra en Brasil. 

“Lo que más me gusta de México es su comida, los tacos y el moles son mis favoritas, y el trato de las personas es como en Brasil”, señaló María Verónica Magnabosco. 

Ella actualmente vive aquí en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, y acude a una escuela de la localidad, que si bien no está inscrita como alumna regular, acude como oyente y ha aprendido el español, en este sentido dijo que no se le ha hecho difícil hablar el idioma español, porque desde su punto se parece al portugués,  pero ha tenido un poco de dificultad para escribirlo.

Como un mensaje a los jóvenes que desean conocer otros países, ella expresó: “es la mejor decisión de la vida, los invito a no desistir, puede haber dificultades pero no dejar el sueño, no es un año en su vida, sino una vida en un año”. 

Cabe mencionar, que para participar en los intercambios que este tipo de Clubs realizan, se debe cumplir con algunos requisitos como: tener entre 15 y 18 años de edad, buena calificación en un examen que les aplican, ingles básico, y dispuestos a cumplir las reglas. 

“Con este programa de intercambios  se tiene la oportunidad de una vida nueva, nuevos papás, nueva familia y amigos, es muy bonito que las familias te tratan como parte de ellas”, expresó Magnabosco.

Por último, mencionó que aunque extraña las comidas y el clima de su país, recomienda totalmente conocer México, su lugar favorito especialmente en Chihuahua, han sido las Barrancas del Cobre, la cultura, el estilo de vida de las personas mexicanas.