Estado
Cunde desorganización

Con filas bajo 36ºC, desorden en vacunación en Juárez

Líneas kilométricas, aglomeraciones y hasta desmayos sufren embarazadas y adultos mayores

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Vehículos y personas saturaron las calles aledañas a La Rodadora
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Embarazadas permanecieron de pie soportando altas temperaturas
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Voluntarios cargan a una persona que se sintió mal
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Un hombre empuja una silla de ruedas
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Área de inoculación en el interior del museo
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Una oficial municipal ayuda a mujer
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Elementos de la Guardia Nacional

Alejandro Vargas/ El Diario de Juárez

sábado, 29 mayo 2021 | 10:44

Ciudad Juárez.- Filas kilométricas, aglomeraciones bajo el sol a 36 grados centígrados (97 Fahrenheit) y hasta desmayos marcaron ayer la jornada de vacunación contra Covid-19 en Juárez.

Los fronterizos denunciaron falta de organización y lentitud en la aplicación del antígeno, ya que en La Rodadora –una de las sedes– se juntaron las personas de 50 a 59 años, adultos mayores rezagados, embarazadas y personal médico. Estos últimos incluso fueron regresados sin ser inmunizados.

El empalme de grupos etarios y sociales en un único punto generó el desorden, toda vez que se había previsto inocular sólo a algunos, pero la convocatoria amplió de forma imprevista su capacidad de atención sin prever la respuesta de la ciudadanía.

En las inmediaciones de La Rodadora, entre Teófilo Borunda y Tecnológico, la saturación de vehículos dificultó el acceso de vecinos a sus viviendas.

La coordinación de la jornada de vacunación estuvo a cargo del coronel Noé Martínez. Primero se dijo que ayer, el último día, se inocularía solamente a las embarazadas y adultos mayores rezagados, pero después se lanzó la invitación a los de 50 a 59 años que no se habían beneficiado con anterioridad en esta campaña, que culminó en el museo de La Rodadora.

Al sitio también arribaron por su segunda dosis los “héroes de salud” a los les aplicaron la primera de Pfizer entre el 30 de abril y 1 de mayo, pero tras horas de espera los enviaron al estadio Juárez de beisbol de avenida Sanders y finalmente se anunció que suspenderían su vacunación.

Tales factores expusieron a las personas a altas temperaturas, mismas que causaron varios desmayos. De acuerdo con el Servicio Meteorológico de Estados Unidos, a las 09:00 horas se registraron 21 grados centígrados (69 Fahrenheit), para las 12:00, fueron 30 centígrados (86°F), a las 15:00, 34 centígrados (93°F) y a las 18:00, 36 centígrados (96°F).

Nayeli Cossío, embarazada de 19 años, cuyos padres sufrieron por el coronavirus, fue a aplicarse el biológico. Tuvo suerte, pues a diferencia de muchos la atendieron pronto. También ciudadanos como José Becerra, de 56 años, accedieron por su grupo etario y afirmaron que –por su trabajo– no pudieron ir previamente. 

A la derecha de la puerta principal del museo La Rodadora, ubicado a un costado del Parque Central, se apostaron profesionales del sector salud y a la izquierda la gente de edad avanzada y aquellos de 50 años y más, además las embarazadas, que estuvieron esperando sin asientos a pesar de su condición.

Sólo cinco carpas se apostaron al exterior, por lo que algunas de las futuras mamás y de los ciudadanos que iban llegando tuvieron que esperar de pie y a la intemperie.

Se cubrían del sol con sombrillas, pero quienes no consideraron tales factores apenas lo hacían con los folders donde cargaban su papelería.

Ante el calor y la prolongada espera algunas personas perdieron el conocimiento y tuvieron que ser cargadas por los auxiliares de desarrollo social y sus familiares para que fueran atendidas pronto. Otras más recibieron los primeros auxilios en el suelo. 

La aplicación de vacunas inició el pasado 24 de mayo y culminó ayer. En un principio se habilitaron el centro de convenciones Las Anitas, la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), el estadio Juárez de beisbol, La Rodadora y, en modalidad desde el automóvil, el Olímpico Benito Juárez o “El Punto”. Durante esos días se inmunizó a más de 127 mil personas. 

Una larga jornada

*6:00 horas: Comienzan a llegar los primeros ciudadanos de 50 a 59 años

*7:15 horas: Inician las inoculaciones de forma adelantada, pues el programa refería el arranque a partir de las 08:00

*8:00 horas: Continúa el flujo de suministraciones, pero ineficaz para la cantidad de personas que comenzaba a arribar

*09:00 horas: Comienza la preocupación ciudadana y de las instituciones, que se ponen a discutir estrategias improvisadas para dar celeridad al proceso

*10:00 horas: Filas kilométricas se observan alrededor de La Rodadora, sobre Teófilo Borunda y Panamericana

*11:00 a 12:00 horas: Imperan los problemas en la zona. Ni los propios residentes aledaños al inmueble pueden acceder a sus domicilios, pues ven saturadas las vialidades y también alrededor de estacionamiento se congrega una multitud de peatones

*12:00 a 13:00: Comienzan los desmayos de personas vulnerables, como mujeres embarazadas, y se anuncia por el Gobierno federal el cambio de sede (sólo para ‘héroes de salud’) al estadio Juárez de beisbol, ubicado en la avenida Sanders, de las 

14:00 a 17:00 horas

*14:30 horas: Apenas llegan los lotes con vacunas al estadio, donde ya había algunos ‘héroes de salud’ y civiles que desorientados fueron al inmueble, donde finalmente se suspendió la vacunación, para luego enviar a los ciudadanos de nuevo a La Rodadora

*15:00 horas: Continúan llegando personas al sitio deportivo, donde ya no les dan el acceso y no tienen más opción que ir a La Rodadora, que continuaba saturada, aunque ya solo de población en general, hasta terminar la jornada a las 18:00 horas

avargas@redaccion.diario.com.mx