Estado

Con la bandera de México sobre sus ataúdes, dan el último adiós a custodios y ministeriales asesinados

En la eucaristía estuvieron presentes decenas de familiares de las víctimas y policías estatales

Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 05 enero 2023 | 21:07

Ciudad Juárez.- Con un llamado “a que como comunidad, como ciudad, nos levantemos de en medio de estas caídas y nos pongamos cada uno nuestro granito de arena para tener una sociedad más justa y fraterna”, este jueves ocho sacerdotes de la Diócesis de Juárez participaron en la misa de cuerpo presente de seis de los doce agentes estatales asesinados los pasados 1 y 2 de enero en Ciudad Juárez.

La celebración que se llevó a cabo en la parroquia El Señor de la Misericordia estuvo encabezada por el vicario Armando Benavides, en representación del obispo, José Guadalupe Torres Campos, con la presencia de decenas de familiares de las víctimas y policías estatales.

Con la bandera de México sobre sus ataúdes, rodeados de flores y sus fotografías, los cuerpos de los agentes de Edgar Omar Hernández García, Domingo Trejo Serrano, Abel Juárez Hernández, Carlos Santiago Padilla Silva, José Ausencio Pérez Puentes y Manuel Rodríguez Soria estuvieron en la celebración eucarística.

Los sacerdotes Juan Manuel Orona, párroco de El Señor de la Misericordia; Gilberto Pérez, encargado del apoyo espiritual a los reos masculinos del Centro de Readaptación Social (Cereso) número 3; Roberto Luna Valenzuela, encargado de acompañar a las internas del Cereso Femenil; Leonardo García, de la parroquia de Cristo Rey; Víctor Pineda; Alfonso García y el diacono Daniel Samaniego también participaron en la misa en la que estuvieron decenas de familiares y agentes estatales.

“La muerte de nuestros hermanos no es en vano, porque también nos hace pensar en el amor, y yo veo el amor de ustedes para sus familiares… yo veo un amor profundo. Los sacerdotes que estamos aquí es una solidaridad preciosa, queremos ser proclamadores de un amor nuevo, que va a transformar el corazón más insipiente, más indiferente”, dijo el padre Beto Luna.

Los agentes de Seguridad y Custodia Penitenciaria Abel Juárez Hernández, Edgar Omar Hernández García, Carlos Santiago Padilla Silva, Domingo Trejo Serrano, José Ausencio Pérez Puentes, Guadalupe Gámez Galán, Carlos Ernesto Salinas Bañuelos, Manuel Rodríguez Soria, Jaime Arciniega Alvarado y Víctor Hugo Rivera Meraz fueron asesinados el pasado domingo 1 de enero dentro del penal estatal durante la fuga de 30 reos de la banda “Los Mexicles”, entre ellos su líder, Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, alias "El Neto”, quien esta madrugada fue abatido por las autoridades.

Un día después, el lunes 2 de enero el comandante Omar Eduardo Posada Cárdenas  y el agente Edgar Ramírez Ramírez fueron privados de la vida durante la investigación en el área de Valle del Sol, por lo que ayer fueron homenajeados juntos.

“Se trata de que cada una de las instituciones que conformamos la sociedad pongamos nuestro aporte para crear una comunidad justa, respetuosa; sobre todo que valore el inmenso valor de la vida, desde el nacimiento hasta la edad adulta, de todas las personas. Todos podemos equivocarnos y aunque hayamos cometido errores en nuestra vida necesitamos ser tratados con dignidad con respeto, como es el caso de los internos, donde podemos ayudarlos como sociedad a rehabilitarse”, señaló el padre Orona.

Destacó que las corporaciones policiacas tienen una responsabilidad muy grande, una exigencia, pero también están expuestos y son seres humanos.

“Hay que trabajar para que todos, cada uno desde su trinchera podamos hacer nuestro servicio con honestidad, con integridad, como son las fuerzas policiacas, como es la iglesia, como son las empresas, todos, cada uno aportar lo que nos corresponde”, pidió.