Estado

Concentran a policías tras autores de masacre

Fiscalía informó que son seis las víctimas tras el ataque ocurrido el pasado viernes en la carretera Janos-Ascensión

Luz del Carmen Sosa / Federico Martínez
El Diario

domingo, 17 abril 2022 | 10:49

Elementos de diferentes corporaciones fueron concentrados en la región noroeste del estado para iniciar los operativos de búsqueda y captura de los asesinos del comandante Alejandro Domínguez y el oficial Gil Malo, además de tres civiles y un funcionario federal.

“Al tener conocimiento del hecho, desplegamos un operativo conjunto en la zona a fin de dar con los responsables y nos hemos comprometido a realizar las acciones necesarias para el esclarecimiento del artero crimen en el que les arrebataron sus vidas”, dijo el fiscal general, Roberto Javier Fierro Duarte.

La Fiscalía informó anoche que son seis las víctimas de la masacre ocurrida el pasado viernes en la carretera Janos-ascensión.

“Sí son seis víctimas, dos elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y cuatro civiles”, dijo Óscar Márquez, vocero de la Fiscalía de Distrito Zona Norte.

Explicó que la confusión inicial se debió al estado en que se encontraron los cuerpos calcinados, por lo que hoy domingo se darán mayores detalles.

Fierro Duarte dijo que la búsqueda de los atacantes se realiza “por aire y tierra” en coordinación con personal del Ejército y la Guardia Nacional.

“Además, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) mantiene un operativo en la zona de Palomas, Ascensión, Janos y Casas Grandes para dar con los responsables de la agresión armada”, informó.

“Estos cobardes actos buscan desestabilizar y debilitar a la institución, pues como es de todos sabido, se han realizado importantes trabajos como las capturas de generadores de violencia, aseguramientos y duros golpes a las estructuras criminales que operan en la zona”, destacó el fiscal estatal.

Fierro Duarte condenó los hechos violentos en los que perdieron la vida los dos elementos de la AEI, el primer comandante, Alejandro Domínguez y el oficial Gil Malo, así como el delegado de Migración federal, Lorenzo Gabriel Pico Escobar.

Anoche la institución dio a conocer las identidades de las otras dos víctimas: Jorge A. C. y José Manuel A. L.

Los datos generales se obtuvieron en cumplimiento con los protocolos establecidos para la identificación de las víctimas, asesinadas en el lugar del atentado en contra de los elementos de la Agencia Estatal de Investigación adscritos a esta Fiscalía

Personal de la FGE informó que especialistas del Servicio Médico Forense continúa los trabajos para identificar los cuerpos de dos personas más que fue localizadas en el lugar de los hechos.

Uno de los cuerpos corresponde a Lorenzo Gabriel Pico Escobar, representante local del Instituto Nacional de Migración (INM), confirmó un hijo del fallecido y el propio instituto.

El agente migratorio fue baleado y su cuerpo calcinado dentro de su vehículo oficial, por lo que se practicará el examen de ADN.

Agentes investigadores confirmaron a El Diario que en el ataque fueron empleados calibres .223 mm y .40.

También fueron asegurados cinco vehículos siniestrados.

El fiscal refirió que el comandante Domínguez y el oficial Malo murieron con la convicción de servir al Estado de Chihuahua, cumpliendo a cabalidad el juramento que un día le hicieron a la sociedad chihuahuense.

“Desde la Fiscalía General del Estado condenamos los lamentables hechos en los que cobardemente fueron privados de la vida nuestros compañeros de la AEI”, citó el titular de la dependencia.

Dijo de manera enérgica que “¡no permitiremos que los delincuentes nos hagan flaquear, no bajaremos la guardia… no claudicaremos!”.

La tarde del pasado viernes, el comandante de la AEI Alejandro Domínguez Cabriales y uno de sus escoltas, identificado como Gil Manuel Malo, fueron asesinados durante un ataque armado ocurrido en la carretera de Janos-ascensión, en un punto conocido como El Peñasco, alrededor de las 18:00 horas.

Hombres armados los interceptaron y dispararon en su contra cuando circulaban a bordo de un vehículo oficial, por lo que el comandante y su escolta repelieron la agresión, disparando en contra de los atacantes.

El oficial Malo falleció en el lugar, mientras que el primer comandante perdió la vida cuando era trasladado para recibir atención médica.

Zona violenta

El ataque armado es el corolario de una serie de hechos violentos ocurridos en la región.

Ataques a políticos, policías, desapariciones y localizaciones de fosas clandestinas son parte del acontecer que enfrentan residentes de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, que exigen la intervención decidida de la autoridad.

Pese a la inauguración de la Fiscalía de Distrito en la Zona Noroeste, la inseguridad en la región controlada por la delincuencia organizada continúa, denunció América García Soto, diputada local por Movimiento Ciudadano y originaria de esa comunidad.

“Esperamos que la autoridad ponga en serio manos a la obra en el tema de seguridad de la región noroeste”, expuso molesta, tras referir que el ataque armado afectó la confianza de los ciudadanos.

“Es devastador esto que está pasando aquí. Ni el Ejército, ni las instituciones persecutoras del delito están haciendo su trabajo”, consideró Julián Lebaron, activista de la comunidad de Galeana que ha denunciado nexos del personal de Seguridad Pública de Nuevo Casas Grandes con la delincuencia organizada.

Quince días atrás, la gobernadora María Eugenia Campos Galván presentó en esa región el Plan Estatal de

Desarrollo, además del Plan Estatal de Seguridad Ciudadana y Procuración de Justicia.

Frente a los ciudadanos anunció la puesta en marcha de la Plataforma Centinela que dará cobertura a los municipios de Nuevo Casas Grandes, Galeana, Buenaventura y Casas Grandes.

“Vamos a ver una baja importante en los índices delictivos en Nuevo Casas Grandes”, prometió Campos Galván, quien fue acompañada por Roberto Fierro, titular de la Fiscalía General del Estado y quien inauguró la Fiscalía de Distrito Zona Noroeste el pasado 10 de febrero.

El abogado dijo ayer que luego de la masacre en la carretera que acabó con la vida de los elementos de la AEI, fue desplegado un operativo conjunto en la zona “a fin de dar con los responsables y nos hemos comprometido a realizar las acciones necesarias para el esclarecimiento del artero crimen en el que les arrebataron sus vidas”, ofreció el servidor público a la población.

Del INM, una de las víctimas

Lo que inicialmente fue una versión extraoficial la noche del viernes, fue confirmado ayer por la mañana. Entre las víctimas del ataque a la altura del Rancho San José se encontraba Lorenzo Gabriel Pico Escobar, representante local de Instituto Nacional de Migración (INM) en los cruces internacionales de JerónimoSanta Teresa, Puerto Palomas de Villa y El Berrendo.

Mediante un comunicado de prensa, el instituto, dependiente de la Secretaría de Gobernación, condenó la agresión en la que cinco personas murieron a causa de los impactos de bala.

“El instituto se solidariza con la familia del representante local noroeste e informa que mantiene comunicación y colaboración con las autoridades de investigación y procuración de justicia del ámbito federal y local para el esclarecimiento de lo sucedido, así como el deslinde de las responsabilidades a que haya lugar”, informó a través de un comunicado de prensa difundido a nivel nacional.

Aunque ha trascendido que el blanco del ataque criminal eran el primer comandante de la Zona Noroeste, Alejandro Domínguez Cabriales y el agente Gil Manuel Malo Soriano, el funcionario federal fue señalado anteriormente en supuestos actos de corrupción, de acuerdo con el archivo periodístico.

Los puntos geográficos a cargo de Pico Escobar, de acuerdo con los datos del propio instituto, registran un repunte en el cruce de migrantes extranjeros principalmente. El tráfico de personas es uno de los delitos con mayor auge en la zona fronteriza en el que han incursionado los grupos delictivos identificados en la región, dijeron funcionarios a condición del anonimato.

De momento el INM no ha dado a conocer el motivo de la presencia de Pico Escobar en ese tramo carretero, a 10 kilómetros de distancia de Janos, sólo que se investiga al interior de la dependencia, a cargo del contralmirante Salvador González Guerrero, si contaba con oficio de comisión que justificara la movilidad.

Fernando Ávila González, delegado de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana en Chihuahua, consideró que ya son muy necesarios los relevos en todas las áreas del Gobierno federal.

Primeras detenciones

El fiscal general Roberto Javier Fierro Duarte informó ayer que tienen indicios para presumir que el grupo criminal “La Línea” estaría detrás de la masacre y se trabaja en identificar a los responsables directos.

Al cierre de esta edición eran tres las personas en calidad de presentadas, quienes fueron interrogadas en torno a la agresión que causó la muerte del comandante y otro elemento de la AEI, dijo el fiscal.

Fierro Duarte refirió que en el lugar donde ocurrió el hecho violento tiene presencia el grupo delictivo “La Línea”, además de integrantes de otra célula criminal que también opera en la región noroeste del estado.

Violencia permanente

En junio del 2020, cuatro hombres fueron mutilados y abandonados en Casas Grandes. Entre las víctimas se encontraba Miguel Alonso Mendoza Jiménez, de 35 años, originario de Nuevo Casas Grandes y quien se desempeñaba como efectivo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal para la administración de Yesenia Guadalupe Reyes Calzadías.

En noviembre de ese año fue capturado Roberto G. M., alias “El Mudo”, presunto miembro de la organización criminal “La Línea” y vinculado a proceso ese mismo mes como probable responsable de la masacre de los integrantes de la familia Lebaron, registrada en 2019 en Bavispe, Sonora.

Por esos mismos hechos fue capturado Cruz Iván S. Z., alias “El Cholo” o “Cholo Iván” por personal de la Fiscalía General de la República. Tras su captura fue posible la localización de una fosa clandestina donde fueron recuperados los restos de 11 personas; varios restos humanos continúan en el Semefo local, confirmó ayer personal de la FGE.

El 28 de enero del 2021 tres agentes de Seguridad Pública y una civil fueron acribillados en una emboscada contra el director de la corporación, Julio César Ramírez Valdez, quien fue el único sobreviviente y públicamente fue señalado de tener nexos con la delincuencia organizada tras el atentado.

El 5 de marzo de ese mismo año fue asesinado Yuriel Armando González Lara, candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Nuevo Casas Grandes. Fue atacado junto al agente de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) Rafael Martínez Meléndez, de 30 años.

González y Ramírez coincidieron en la corporación municipal de aquel municipio del noroeste de Chihuahua desde al menos 2014, cuando el primero fue director y, el segundo, subcomandante operativo.

González Lara fue cesado de la Dirección de Seguridad Pública en junio de 2016. Cuatro meses después fue nombrado Ramírez Valdez, que comandó la corporación local hasta el ataque del 28 de enero.

La diputada local América García aseguró que antes del ataque de los agentes estatales, el primero que ocurre contra la nueva Fiscalía, familias han denunciado desapariciones perpetradas por grupos delictivos que no han sido frenados.