Estado

Condujo soplón a narcofosa

Declaración de vinculado con la masacre LeBaron derivó en hallazgo de cementerio clandestino

De la Redacción

domingo, 15 noviembre 2020 | 09:00

Casas Grandes.- La declaración de Cruz Iván S. Z., apodado “El Cholo”, condujo a los elementos de la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición, de la FGR, al hallazgo de un cementerio clandestino en el ejido Guadalupe Victoria, donde 11 cadáveres fueron inhumados ilegalmente por integrantes de la delincuencia organizada, revelan datos de personal de la dependencia federal. “El Cholo”, de 28 años, es un presunto integrante del grupo delictivo “La Línea” que opera en la región noroeste del estado y su ubicación surge de la investigación de la masacre de la familia LeBaron, ocurrida en La Mora, municipio de Bavispe, Sonora, citaron fuentes oficiales consultadas ayer a condición del anonimato. 

El arresto ocurrió luego de la captura de José Alfredo Lara Ontiveros, apodado “El Coma Lara” y vinculado a proceso por delincuencia organizada, homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa y daños, informó anteriormente la Fiscalía General de la República (FGR) mediante comunicado de prensa.

Esta persona se encuentra recluida en el Cefereso número uno, conocido como “Altiplano”, mencionó la dependencia federal. 

Ayer, casi 36 horas después de la localización de uno de los cementerios clandestinos en el ejido Guadalupe Victoria, municipio de Casas Grandes, ninguna autoridad federal emitía información oficial en torno a las características generales de las víctimas, condiciones de los cuerpos, género, edad, tiempo y causa de muerte, vestimenta o pertenencias aseguradas. 

Hasta el cierre de esta edición las necropsias de ley no iniciaban, corroboraron a El Diario empleados de la Dirección General de Servicios Periciales y Medicina Forense de la Fiscalía Estatal. 

El operativo de búsqueda generalizada de cuerpos en la fosa clandestina más grande localizada en esa comunidad, a casi tres horas de distancia de Ciudad Juárez, fue realizado por la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición. 

En los puntos de exhumación estuvo presente Karla Quintanilla Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), quien se hizo acompañar por personal de la FGR, la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina y la Guardia Nacional. 

Datos extraoficiales indican que Cruz Iván fue detenido en una intervención realizada en la comunidad rural denominada sección Hidalgo del municipio de Nuevo Casas Grandes por parte del personal de la Seido, con motivo de las investigaciones que mantienen en torno al caso de la familia LeBaron. 

Presuntamente el detenido refiere que su función en el grupo delictivo es la de inhumar de manera clandestina a sus víctimas. Fue así como aportó datos sobre la ubicación de las fosas clandestinas. Esta información fue entregada a la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición, que en coordinación con la CNB recuperaron los cuerpos. 

Fue esta Fiscalía la que solicitó el apoyo a las autoridades locales para el resguardo de los cuerpos en el Servicio Médico Forense en Ciudad Juárez. 

Otro dato que trascendió fue que Cruz Iván presentaba heridas por arma de fuego, por lo que fue atendido en el Hospital Integral y posteriormente trasladado a la Ciudad de México. 

La FGR no ha emitido información sobre la vinculación o no a proceso del detenido y su ubicación actual. 

Las autoridades federales no han solicitado aún el apoyo de los especialistas de la FGE para los estudios de genética forense a realizar a los cuerpos, dijo ayer el fiscal César Augusto Peniche Espejel, consultado al respecto.