Estado

Confirma Salud cepa mexicana en Juárez

Hay en el estado 82 contagios de la variante B.1.1.519; virus se aloja directamente en el pulmón

Tomada de internet

Alejandro Vargas/El Diario de Juárez

jueves, 15 julio 2021 | 18:12

Ciudad Juárez— Con al menos 24 casos, la variante mexicana B.1.1.519 de coronavirus fue confirmada en Ciudad Juárez, sumándose a otras tres aseveradas en la entidad: británica B.1.1.7, californiana B.1429 y brasileña P.1, mientras aún se espera la oficialización de la B.1.617, originaria de la India, siendo estas de peligrosidad.                                                                                

Gumaro Barrios Gallegos, subdirector de Epidemiología, manifestó lo anterior, afirmando que en el estado han sido 82 los contagios de dicha nueva cepa. En tal sentido, exhortó a la gente por cautela; recomendó sana distancia, higiene y cubrebocas, pues las mutaciones son capaces de causar un rebrote.                                                                                                

En relación a la de Asia del Sur dijo que todavía el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (InDre) no la ha corroborado en el territorio, pero a su vez el Colegio Médico (CM) indicó que los riesgos de que esta ya se encuentre aquí, sin detectarse, son muy altos debido a todas las limitaciones que existen.                                                                                

Alonso Ríos Delgado, presidente del Consejo Consultivo del CM, destacó que la comunidad debe entender que, si bien, la semaforización epidemiológica es amarilla (de riesgo medio), hay que tener el pensamiento como si hubiera rojo (de riesgo máximo), porque tal escenario es capaz de generar una próxima oleada.                                                                                

“La recomendación principal es que la gente no salga de viaje, porque las personas son muy afectas a viajar a Mazatlán, por ejemplo. Muchos ya vacunados, contagiados regresan y aquí contagian a otros que no están vacunados y se complican”, puntualizó.                                                                                 

Agregó que el comportamiento es distinto actualmente y explicó que con estas versiones se ha visto una sintomatología un tanto diversa, puesto que no impera como en el original SARS-CoV-2 la fiebre, sino que se presenta cansancio, dolor de pecho, diarrea o vómito, que de algún modo disfrazan la sensación hasta que es tarde, facilitando las cadenas de dispersión virales.                                                         “No están presentando la sintomatología clásica. La gente piensa que es por una comida que no toleró, porque algo le hizo daño y no piensan en Covid-19, porque lo relacionan con los demás síntomas. Ahora no se está quedando en la garganta o en la nariz, ahora se está pasando directo al pulmón”, dio a conocer.                                                                                

Sentenció que tal situación coadyuva a que no sea tan sencilla la confirmación, porque aunque a los portadores se les practican hisopados o pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, en inglés) dan un resultado negativo a causa de que la patología pandémica se alojó en otras áreas del organismo.                                                                                

Manifestó que es de relevancia que la sociedad tome en consideración que aunque las incidencias locales rondan la veintena –al menos ante el ojo del Gobierno– la realidad es que existe dispersión comunitaria de la dolencia, misma que es más fácil de transmitir y por ende puede elevarse con algidez a la brevedad.