Estado

Conmemorarán nacimiento de Esmeralda Castillo

Con el 'Esmeraldatón 2022', buscan prevenir la desaparición de personas en Ciudad Juárez

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

miércoles, 05 enero 2022 | 05:00

Ciudad Juárez.— Con el “Esmeraldatón 2022”, Martha y José Luis no sólo recordarán los 27 años del nacimiento de su hija Esmeralda Castillo Rincón, también buscan prevenir la desaparición de personas en Ciudad Juárez. 

Esmeralda nació el 28 de enero de 1995 en esta frontera, en donde el 19 de mayo de 2009, a los 14 años de edad, desapareció cuando salió de su casa, ubicada en la colonia Postal, para ir a la Secundaria Técnica 79.

Desde hace años, cada 28 de enero Martha Rincón y José Luis Castillo celebran el nacimiento de su hija, con un pastel y una carrera pedestre para niños y adolescentes, la cual este año se llevará a cabo frente al Museo de la Revolución en la Frontera (Muref). 

Las inscripciones se llevarán a cabo ese mismo día a partir de las 11:00 de la mañana y la carrera comenzará a la 1:30 de la tarde, en categorías varonil y femenil, de 6 a 12 años y de 12 a 18 años. El premio para el primer lugar de cada categoría será de mil 500 pesos, para el segundo lugar de mil pesos y para el tercer de 500 pesos. 

Igual que el primer día en el que no regresó a su casa, la familia Castillo Rincón llegará hasta la zona Centro para buscar prevenir que otras mujeres desaparezcan en Ciudad Juárez. 

“No me olviden, falto yo” es la leyenda que se lee sobre el rostro de la adolescente que llevan los padres en una manta rosa colgada al cuello, por las calles de Ciudad Juárez y otras entidades de México, en busca de su hija. 

Después de 12 años y siete meses, el único resultado de las autoridades ha sido el hallazgo de 10 centímetros de hueso de su pie izquierdo, en el desierto del Valle de Juárez, en la zona conocida como Arroyo El Navajo.

Debido a que sólo han encontrado un hueso, los padres y los abogados del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justica Social lograron deslindar a Esmeralda del caso del Arroyo El Navajo, debido a la falta de pruebas. Por lo que su caso continuó siendo investigado como desaparición y no como feminicidio. 

Los mismos padres, acompañados por los abogados, encabezaron rastreos ciudadanos en medio del desierto pero no encontraron más restos de su hija, aunque sí de otras víctimas cuyas identidades no se les han dado a conocer.

Desde hace años consiguieron además el apoyo de un perito forense guatemalteco, externo a las autoridades locales, pero la Fiscalía General del Estado de Chihuahua no le ha permitido recibir una parte del resto para que pueda analizarla en su laboratorio.