Estado

Construcción cayó 35% en el 2020

Esperaba CMIC rescate por parte de gobiernos estatal y federal

Archivo / El Diario de Juárez / Albañiles laboran en un fraccionamiento

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

sábado, 02 enero 2021 | 12:25

Chihuahua— La industria de la construcción terminó el 2020 con una caída del 35 por ciento en ejecución de obra con respecto al 2019, debido a la falta de inversión federal y estatal, informó ayer el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Arnoldo Castillo Baray.

Señaló que las obras de drenaje y agua potable estuvieron demasiado golpeadas el año pasado en la entidad, ya que hubo pocos proyectos e inversión de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS).

Arnoldo Castillo hizo un llamado al Gobierno federal para que vea hacia Chihuahua y pidió a las autoridades estatales y municipales que le sigan echando para adelante este 2021, ya que son ellos los que de alguna forma les ayudan a tener trabajo.

“Sí cerramos mal, pero tenemos mucho entusiasmo de que esto mejore este año”, enfatizó el industrial constructor.

El presidente de la CMIC dijo que el gremio estaba muy animado con el anuncio del financiamiento que iba a contratar el Gobierno del Estado por más de mil millones de pesos, ya que según el gobernador Javier Corral, el recurso se destinaría para infraestructura y pagar obras en proceso, así como tener un poco de liquidez del sector salud.

“Pero eso aún no se da, compañero”, lamentó el líder de los constructores de la ciudad de Chihuahua.

Insistió en que en el estado falta mucha obra, inversión federal y estatal, “y tú sabes los problemas que han tenido, pero los constructores seguimos en lucha”, agregó.

El presidente de la CMIC detalló que, aunque en el rubro de obras de drenaje y agua potable es donde se tiene un golpe serio por falta de inversión y proyectos de la Junta Central de Agua y Saneamiento, los municipios se han estado apoyando en ésta y han sacado proyectos prioritarios.

Arnoldo Castillo dijo que la obra más necesaria e importante que se tiene ahora es precisamente el agua y drenaje, pero lamentablemente no ha habido recursos para ello.

Indicó que pese a los problemas que tuvo el gremio durante el 2020, los constructores no se paran o se dan de baja tan fácil.

Dijo que para salir adelante, las constructoras se han acortado, se hicieron pequeñas, porque los ingenieros y arquitectos han tenido que buscar varias opciones, desde generar su propio trabajo y buscar a quien se le hace la banqueta, barda y hasta la ampliación de la casa.

Asimismo, se buscan instituciones para hacer inmuebles, ya sea para escuelas, arreglar taludes de carreterass, bodegas y otros frentes de obra.

Finalmente, el presidente de la CMIC indicó que esperan que este 2021 le vaya mejor al gremio de la construcción. 

mquezada@diarioch.com.mx