Estado

Convierten canciones en símbolo de denuncia

‘En memoria de las rosas muertas’, ‘Día 730’ y ‘Canción Sin Miedo’ están inspiradas en desapariciones de mujeres ocurridas en Ciudad Juárez

Tomada de internet / Imagen ilustrativa

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 31 agosto 2022 | 08:20

Ciudad Juárez.- “El último que la escuchó fue un sordo, el último que la miró fue un ciego, y aunque para su madre aún sigue viva, lleva dos años desaparecida. Para los fiscales es el día 730, ellos ni se acuerdan, pero la mamá lleva la cuenta”, reza la canción Día 730 de grupo Intocable, inspirada en las desapariciones de mujeres en Ciudad Juárez. 

Dentro de sus múltiples manifestaciones, hay canciones que se han convertido en un símbolo de denuncia para las madres de mujeres víctimas de desaparición y feminicidio en esta frontera, quienes no solo buscan justicia para sus hijas, sino también evitar que otra mujer más desaparezca. 

La canción escrita en 2010 por el compositor colombiano Wilfran Castillo, ‘En memoria de las rosas muertas’ en Ciudad Juárez, forma parte del disco “Highway” del grupo de música tejana–norteña, y su video inicia con las propias madres de Juárez con los rostros de sus hijas.

“5:00 de la tarde, Linda no regresa de la calle. Mami, ya regreso, tengo una sesión de modelaje (…) Convencida de que iba a regresar, que vivía en Ciudad Juárez olvidó”, narra la composición adoptada desde 2016 por las madres como un símbolo de prevención en sus distintas actividades. 

Se trata de la historia de una joven que sale de su casa en busca de trabajo, con el sueño de convertirse en modelo, pero nunca regresa con su madre, quien suma 730 días buscándola.

“Cuando vinieron a hacer la propuesta inicialmente fue analizar la canción, analizamos párrafo por párrafo y cuando estábamos analizándola, la señora Norma Laguna, madre de Idalí Juache Laguna, se identificó totalmente con esa canción, dice es que es la historia de Idalí,y cuando vemos quién la escribió, la escribió en El Paso y él dice: vi la noticia y después de ver la noticia la escribí”, relató Yadira Cortés, coordinadora de Acompañamiento Psicoemocional de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez.

Dijo que las madres se identifican porque, como narra la canción, sus hijas salieron de casa, porque finalmente nadie las vio, pero ahí estaban; gritaron, pero nadie las escuchó; desaparecieron, pero ahí estaban. 

“Hicimos un análisis a profundidad de cada párrafo y fue su decisión, querer estar (en el video de la canción), pero hicimos ciertas exigencias para que las imágenes no fuera revictimizantes, que fueran preventivas, como que apareciera una cortina al principio y una cortina al final con contexto. Y ellos captaron perfecto lo que solicitábamos”, dijo la activista. 

En el video también se unieron a la denuncia de las madres los artistas Julieta Venegas, con la denuncia de “justicia”; Lupe del grupo Bronco con un letrero en el que se lee “ya basta”; Fher del grupo Maná, con la palabra “ayuda”; y  Alejandro Sanz, quien pide que no desaparezca ni muera “ni una más”.

En cada actividad que realizan, las madres realizan consignas, llevan los rostros de sus hijas y utilizan canciones, como Día 730. 

“Ellas nos dicen cuáles canciones, y si ellas no las piden, no las ponemos. Pero también han aprendido que esa canción lejos de abrir heridas permite hacer visible la situación que viven y cuando se hace visible están haciendo acciones de prevención, que es su máxima”, que ninguna más sea desaparecida. 

Otra letra que se ha convertido en un himno para las madres de Ciudad Juárez es Canción Sin Miedo, de Vivir Quintana, la cual fue escrita a petición de Mon Laferte. 

“A cada minuto, de cada semana, nos roban amigas, nos matan hermanas; destrozan sus cuerpos, los desaparecen. No olvide sus nombres, por favor, señor presidente. Por todas las compas marchando en Reforma, por todas las morras peleando en Sonora, por las comandantas luchando por Chiapas, por todas las madres buscando en Tijuana”, dice la canción en la que las madres de esta frontera cantan “por todas las madres buscando en Chihuahua”. 

“Soy Claudia, soy Esther y soy Teresa, soy Ingrid, soy Fabiola y soy Valeria. Soy la niña que subiste por la fuerza, soy la madre que ahora llora por sus muertas. Y soy esta que te hará pagar las cuentas. ¡Justicia, justicia, justicia!”, cantan a las autoridades, a quienes les arrebataron a sus hijas y a la comunidad que no se ha solidarizado con sus pérdidas. 

Según el Reporte Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas, hasta el 30 de agosto, Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, Juárez sumaba 155 mujeres con reporte de desaparición vigente.