Estado

Convierten colillas en hojas de papel

Luego de recolectar cientos de kilos de los desechos, Eco Filter se encarga de la degradación para elaborar otros materiales

Tomada de Facebook / Colillas entregadas en botellas de plástico

Alejandra Gómez / El Diario de Juárez

viernes, 05 noviembre 2021 | 05:00

Ciudad Juárez.— Un tambo de 200 litros de capacidad, agua, hongos y 25 días de espera es parte del tratamiento biotecnológico por medio del cual la empresa mexicana Eco Filter degrada colillas de cigarro y convierte los residuos en papel u otros productos derivados de la madera, luego de recolectar cientos de kilos de los desechos en diversas partes del país, como la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). 

“Una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua dulce y 13 litros de agua salada. No sólo eso, según el Instituto Nacional de Estándares y Tecnologías, una colilla aunque esté apagada sigue emitiendo el 14 por ciento de nicotina al ambiente, por eso es que huelen muy feo. Y, además, evitan la germinación del trébol y el pasto común”, informó el biólogo Leopoldo Benítez, cofundador de Eco Filter.  

El proyecto nació en el 2012 después de una expedición a la Sierra en la que durante una investigación sobre la problemática ambiental encontró un hongo que crece al pie de los árboles y los devora, entonces Leopoldo llevó esos hongos a un laboratorio donde les dio las condiciones de temperatura, humedad y pH para que crecieran en las colillas de cigarros. 

Al lograr que el hongo degradara las colillas por medio de enzimas, Paola Garro le propuso a Leopoldo la creación de un proyecto enfocado en el reciclaje de este desecho, fue así como en el 2016 se conformó la empresa que un año después logró obtener la patente de su proceso de degradación, aunque desde años antes ambos se dedicaron a la difusión social de la correcta disposición de las colillas. 

“Echamos agua, colillas con todo lo que venga de papel y residuos del tabaco y le inoculamos el hongo, y desde el exterior una bióloga a cargo del proceso tiene que vigilar diariamente la temperatura y la humedad para que el hongo tenga las condiciones necesarias de crecer sobre la colilla, cuando crece libera enzimas que rompen las sustancias químicas y degradan el acetato de celulosa”, explicó Leopoldo. 

Detrás de este arduo trabajo también están los llamados embajadores de Eco Filter que ayudan a recolectar los desechos en diversas partes del país: actualmente hay 500 depósitos activos que se ubican desde Tijuana hasta Cancún, la mayoría de ellos en instituciones educativas, y aquí figuran la UACJ y una ciudadana. 

Este año la universidad envió a Eco Filter 14 kilos de colillas de cigarro, equivalentes a un promedio de 30 mil colillas, además durante una visita que realizó Leopoldo a la institución ayer por la mañana se le entregaron siete kilos más, explicó Karla Ortiz, de la Subdirección de Sustentabilidad Ambiental Universitaria (SUSAU), un departamento que se creó en el 2018.

Por medio del proceso de degradación Eco Filter logra acabar con el 25 por ciento de los desechos que trata, el resto lo emplea para fabricar papel y productos como aislante térmico y acústico, comprimidos para sustituir madera, lápices, macetas, es decir, casi cualquier producto derivado de la celulosa se puede realizar con la materia prima obtenida de las colillas. 

En dos años de trabajo la empresa ha logrado almacenar cuatro toneladas de residuos y hasta el momento ha tratado 840 kilos, por lo que espera alcanzar pronto la primera tonelada de colillas de cigarro tratadas porque si la transforman en papel Eco Filter lograría evitar la tala de hasta 14 árboles, contó Leopoldo. 

Actualmente la planta tratadora de Eco Filter se encuentra en Jalisco y trabaja únicamente al interior del país, pero ayer se les informó de la posibilidad de expandirse al continente europeo, por lo que Leopoldo y Paola esperan que cada día se sumen más ciudadanos conscientes a la recolección de las colillas de cigarro. 

Quienes deseen aportar pueden entregar las colillas en el edificio Q del Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ, de lunes a viernes en un horario de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. La entrega se debe realizar en una botella de plástico limpia, seca y tapada. Además, quien desee convertirse en embajador de la empresa puede contactarla por medio de sus redes sociales.