Estado

Coronavirus en Juárez: ‘Amaneció con dolor de garganta’

Madre de una paciente de 19 años y empleada de una maquiladora de la ciudad narra cómo ocurrieron los momentos previos a la hospitalización

Sandra Rodríguez Nieto / El Diario

domingo, 29 marzo 2020 | 08:42

Ciudad Juárez- La mañana del domingo 22 de marzo su hija, de 19 años y empleada de una maquiladora de la ciudad, amaneció con dolor de garganta y una fiebre que, por la noche, la envió a la primera de diferentes revisiones en el Hospital General de Zona 35 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El jarabe y el paracetamol que le rectaron no le quitaron los síntomas y el miércoles, narra S.R., de 40 años y madre de la hoy paciente; su hija empezó a respirar con dificultades, por lo que del 35 la enviaron al Hospital General Regional 66 con la orden de recibir una prueba de Covid 19, que le aplicaron el viernes.

Como la empleada de 19 años, en el Hospital 66 del IMSS estaban hasta ayer internadas 10 personas en un área especial denominada “Covid 19”, habilitada hace días por el protocolo de la fase dos de la pandemia ante cuadros de neumonía, indicaron datos oficiales obtenidos por este medio.

“Los del (hospital) 35 nos dijeron que eran todos los síntomas”, narró S.R., que ayer por la mañana esperaba información en el exterior del área de Urgencias del nosocomio, ubicado en el suroriente de Ciudad Juárez.

“Hospital General Regional #66 designado para la concentración de pacientes positivos por coronavirus (Covid 19)”, indica una hoja blanca colocada en dicho acceso.

S. R.,que pidió la protección de su identidad, comentó que cuando trataron de rastrear la fuente del probable contagio, identificaron a una compañera en la misma planta maquiladora, en el parque industrial Fuentes, que había presentado síntomas desde hacía una semana.

“Y en la maquila enviaron también a descansar a mi nuera, porque también había estado en contacto con mi hija”, narró la madre de familia.

Dijo haber podido ver el viernes el área especial en la que internaron a su hija, ubicada en el mismo nivel de la zona de Urgencias del hospital 66 y con un letrero que la mujer describió de memoria: “Dice zona Covid 19. Seguro Social. Prohibido el paso”.

También en esa zona especial, de acuerdo con otros familiares entrevistados, estuvo una madre de familia de 84 años que llegó el jueves con síntomas de una neumonía que padecía desde hace años y a quien le dijeron que no le harían prueba de Covid 19.

“Ya se lo descartaron”, dijo Socorro, una de las hijas de la paciente y quien agregó que “nos dicen que está en cubículo, pero no nos dejan verlos, están aislados”.

Con reglas de un acompañante por derechohabiente indicadas por la Jornada de Sana Distancia, en el Hospital Regional 66 había ayer lo que trabajadores de la zona consideraron una disminución en la afluencia, aun para una mañana de sábado.

Una minoría de las personas que circulaban por los andadores exteriores llevaba cubrebocas y otros trataban de mantenerse a centímetros de los demás en zonas de mayor confluencia, como los accesos.

Algunos entrevistados dijeron tener preocupación por la recepción de pacientes sospechosos de Covid-19 y otras noticias alrededor del hospital 66, como la muerte dada a conocer el jueves de una paciente de neumonía que las autoridades de Salud estatales dijeron revisar por probable coronavirus.

“Fue un enfermero a ver a mi hijo a la casa y nos dijo que evitáramos lo más posible venir aquí, por el riesgo de contagio”, narró el padre de un paciente que llegó por la infección de una hernia y quien agregó no haber tenido más opción ante las complicaciones.

“Ya estoy preocupada; se le puede pegar a uno”, dijo Ester, de 61 años y también derechohabiente que tomaba un refresco en un puesto ambulante en el que la vendedora narraba que la gente llegaba “desesperada”, con comentarios sobre el temor al contagio.

En Urgencias, sin embargo, S. R. mostraba calma y decía que se ha puesto a estudiar, que el doctor del IMSS les informó que lo más importante ante el Covid 19 era mantener la higiene de manos y no tocarse la cara.

Agregó que espera tener el martes los resultados de la prueba y que, por lo pronto, su principal preocupación eran dos nietos que tiene en casa, entre ellos una menor de dos años y que es hija de la paciente internada.

“Ahorita estamos preocupados por los niños; ojalá que no sea eso”, dijo.