Estado

Corta a Federación… y se hace el ofendido

Javier Corral primero excluyó a Loera de mesas de coordinación; ahora acusa a Obrador de autoritario y vengativo

Archivo / El Diario de Juárez
Archivo / El Diario de Juárez

Miguel Silva / Javier Olmos/ El Diario

jueves, 24 septiembre 2020 | 11:27

Chihuahua.- El gobernador Javier Corral Jurado anunció ayer la ruptura de relaciones de su administración con el Gobierno federal en el tema de seguridad, ante las diferencias por la problemática del agua en Chihuahua.

La Mesa para la Construcción de la Paz quedó suspendida a raíz de las declaraciones hechas por el delegado estatal de Programas Sociales, Juan Carlos Loera de la Rosa, en torno al conflicto por el agua, a partir de las cuales el Estado tomó la decisión de no incluirlo en esos encuentros bajo el argumento de pérdida de confianza.

Ayer, Corral acusó a la Federación de mezclar temas políticos con el de la seguridad, en un hecho que, según dijo, “afecta a todos los chihuahuenses”.

Consideró que es una decisión que muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente, afirmó, se perjudica. 

En una conferencia de prensa desde Cuauhtémoc, Loera hizo un llamado a Corral a que se mantengan las mesas regionales, y lamentó que lleva tres o cuatro meses diciéndole al gobernador que varios funcionarios de su gabinete han politizado el asunto del agua.

“También él ha hecho alianza con exgobernadores y miembros de partidos políticos”, expresó.

“La mesa continúa, nosotros no vamos a dejar de atender este asunto tan importante, principalmente atendiendo las causas”, agregó.

Expuso que los funcionarios federales, por su parte, han seguido reuniéndose todos los días, pero “lo que pasa es que ahora, la parte federal, no hay ya una reconsideración de parte de Gobierno del Estado en cuanto al papel que desempeña la Guardia Nacional en el estado”.

Loera expuso que “aquí el asunto es con la mesa estatal, el gobernador fue el primero que no únicamente expulsó de la mesa a este servidor, que es el representante, sino que ha habido una actitud de rechazo de la Guardia Nacional en la región centro-sur del estado, ha alimentado el interés político con actitudes también vandálicas de parte de presidentes municipales, de diputados locales y de diputados federales del PAN, principalmente”.

Ayer, en su cuenta de Twitter, Corral Jurado abrió un hilo en el que condenó la ruptura de la mesa de seguridad, en el que establece que fue el propio secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien le informó que las fuerzas federales mantendrían las reuniones únicamente en el ámbito de su competencia.

Refiere que el motivo son las “críticas del Estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones cuya custodia es su responsabilidad constitucional, dado su carácter estratégico, generan un ambiente de confrontación que queremos evitar hasta donde sea posible”.

“De esta manera se me comunica oficialmente, después de haber dejado de asistir por dos semanas consecutivas, los representantes de las fuerzas federales que abandonan la coordinación en materia de seguridad pública con el Gobierno estatal”, indicó.

A esto, el senador Cruz Pérez Cuéllar en el mismo espacio le contestó: “Cobarde y mentiroso, tú provocaste esto al negarle la entrada a las reuniones de seguridad al delegado Juan Carlos Loera, eres un agitador que tira la piedra y esconde la mano”.

El Gobierno del Estado y el federal han mantenido diferencias tras la defensa del agua que han emprendido desde hace meses agricultores de la región centro-sur de la entidad. 

Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública del Gobierno de México, acusó a Corral de no generar condiciones para el trabajo de coordinación al descalificar continuamente a la Guardia Nacional. (Miguel Silva / Javier Olmos / El Diario / Con información de Agencia Reforma)

jolmos@redaccion.diario.com.mx