Estado

Crece indignación por asesinato del periodista en Guatemala, Frank Ramazzini

El también activista había exigido la renuncia del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei

Agencias

sábado, 10 julio 2021 | 15:09

El activista guatemalteco Frank Stalyn Ramazzini, crítico del gobierno del presidente Alejandro Giammattei, fue asesinado a balazos en un ataque armado en el que murieron otras tres personas en una discoteca de la capital, denunció este sábado el ombusdman, Jordán Rodas.

“Condeno el asesinato de Frank Stalyn Ramazzini, activista, crítico del gobierno de Guatemala y defensor de derechos”, escribió Rodas en Twitter.

Ramazzini trabajaba por los derechos laborales de los policías nacionales y guardias del sistema de cárceles del país, apuntó Rodas. Según la prensa local, también denunciaba corrupción en el gobierno, sobre todo en el Ministerio del Interior.

El activista, del que no se ha precisado la edad, fue ultimado la noche del viernes en el interior de una de una discoteca en el norte de Ciudad de Guatemala, de acuerdo con el reporte de socorristas. Otras tres personas murieron y dos resultaron heridas en el ataque.

“Recomiendo al Ministerio de Gobernación (Interior) y Ministerio Público (Fiscalía) investigar los hechos y deducir responsabilidades”, agregó Rodas.

La Fiscalía señaló en un comunicado que “realiza las investigaciones y trabaja arduamente para esclarecer los hechos”.

Ramazzini había sobrevivido a un atentado en julio de 2018, ocurrido después de participar en una marcha para exigir mejores condiciones para los policías.

“Acaban de asesinar en Guatemala a Frank Ramazzini, joven activista y periodista independiente. El responsable es el Gobierno. Sus mensajes quedarán en nuestra memoria, no lo callaron, algún día tendremos el país que el soñó”, indicó la exfiscal general Thelma Aldana (2014-2018), asilada en Estados Unidos.

El joven activista era conocido por cuestionar y criticar fuertemente las acciones del presidente guatemalteco, a quien le recriminaba el daño a la economía del país por las restricciones que impuso en el marco de la pandemia por covid-19.

“Toda Guatemala espera la cadena nacional de hoy, pidiendo a Dios que Alejandro Giammattei renuncie, no para que ponga toque de queda y terminar de matar de hambre a las y los pocos que tienen empleo haciendo quebrar los negocios que sobrevivieron la pandemia COVID-19 y despidan a nuestra gente”, fue una de las últimos mensajes que escribió en su página de Facebook.

Además, horas después, afirmó que asistiría la tarde de hoy (específicamente a las 2:00 pm) a una manifestación “con restricciones o no” para exigir la renuncia de Alejandro Giammattei.

Asimismo, en diciembre de 2020, siempre en su página de Facebook, el periodista escribió que hacía responsable de cualquier daño a su integridad física a Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, a Gendri Reyes, ministro de Gobernación y a Luis Rodolfo Escobar Ovalle, director de Centros Penitenciarios, debido a que el ministro de Gobernación le había llamado para responsabilizarlo de acciones que dañaron la imagen de los tres funcionaros antes mencionados.

“Haciéndole llegar a varios administradores de paginas conversaciones y grabaciones de llamadas, por si me llegará a pasar algo, por la vía legal que lleguen a las instituciones correspondientes, para que sean utilizadas para investigaciones. Pido sus oraciones y a algún diputado que tenga los pantalones bien puestos, me ayuden a citarlos para pedir las investigaciones correspondientes desde el congreso”, escribió Ramazzini en esa ocasión.

Un informe de la oenegé Unidad de Protección a Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (Udefegua) señaló que los ataques contra activistas sociales han aumentado desde 2020.

“El primer año del gobierno del Dr. Alejandro Giammattei ha representado el más fuerte y profundo incremento de agresiones a personas defensoras de derechos humanos”, denunció la organización al comparar las últimas siete administraciones presidenciales.

El año pasado, las agresiones contra defensores de derechos humanos registraron una cifra histórica con 1.055 hechos, entre ellos 17 asesinatos, precisó el organismo.