Estado

Crece la violencia vs niñas

Abusos sexuales, agresión familiar, sustracción y trata de personas los principales delitos que afectan a las menores en el estado

Tomada de internet

Salud Ochoa
El Diario

lunes, 14 octubre 2019 | 06:24

Chihuahua— Melisa tenía tres años cuando fue asesinada junto con su abuela el pasado 8 de julio de 2019 en el interior de una vivienda de la colonia Real de Minas. En el lugar quedaron algunos juguetes y útiles escolares de la pequeña, quien pereció a causa de las balas recibidas, convirtiéndose en una de las 8 niñas víctimas de homicidio registradas en el estado en lo que va de 2019 y de las 39 menores de 12 años que han ingresado al Servicio Médico Forense. 

La violencia contra las niñas, niños y adolescentes (NNA) de la que Melanie fue víctima ha ido en aumento durante los últimos años en México y geográficamente Chihuahua es considerado un punto “caliente”, según el reporte “Panorama estadístico de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en México”, realizado por la Unicef en julio 2019. 

De acuerdo con dicho documento, las defunciones por homicidio de NNA se agrupan de manera no aleatoria en cuatro zonas: la primera está conformada por los municipios que colindan entre las entidades de Sinaloa, Durango y Chihuahua. El segundo conglomerado se localiza alrededor de Ciudad Juárez (Chihuahua) y sus municipios contiguos. La tercera concentración se presenta en Tamaulipas y algunos municipios de la frontera con el estado de Nuevo León, y finalmente destaca la región que comprenden los municipios del centro y sur de Guerrero. Chihua-hua, sin embargo, aparece entre las entidades más violentas.

Datos del Servicio Médico Forense (Semefo) indican que tan sólo en la Zona Centro han ingresado 8 cuerpos femeninos de entre uno y 12 años, entre los cuales se encuentra el de Melisa quien recibió una bala en el pecho. En el 2018, durante el mismo lapso, el número de ingresos de este grupo poblacional al Semefo ascendió a 17.

Este mismo año, la Zona Norte reporta 22 ingresos, de los cuales siete fueron homicidios, mientras que la Zona Occidente ingresó 6 y la Zona Sur 3 para un total de 39 menores fallecidas en el estado al cierre de septiembre.

Unicef destaca que en el período comprendido entre 2010 y 2016, el 56 por ciento de los homicidios de NNA fue ocasionado por el uso de armas de fuego. Con base en los mismos registros se presume que en el 96 por ciento de los casos de estos homicidios, el uso de las armas de fuego fue intencional, sumando en dicho lapso casi 10 mil decesos de menores.

Los principales delitos 

Abusos sexuales, violación, violencia familiar, sustracción y retención de menores, omisión de cuidados y omisión en el cumplimiento de la obligación alimentaria son algunos de los principales delitos que afectan a las niñas chihuahuenses y que se constituyen en motivo de denuncia ante la Fiscalía General del Estado, según datos de esa dependencia.

Al cierre de septiembre de 2019 se tuvo un registro de 494 denuncias por abuso sexual, 821 por incumplimiento de obligación alimentaria, 295 por violencia familiar, 118 por violación, 56 por sustracción de menores, 47 por omisión de cuidados y 39 por lesiones. 

A éstas se agregan otras causales de denuncia como amenazas, discriminación, homicidio, hostigamiento, privación de la libertad, sexting y trata de personas, lo que suma un total de 800 denuncias al término del noveno mes del año en curso mientras que en 2018 se tuvieron mil 153 al cierre de diciembre.

Desafortunados ejemplos

En este contexto, nombres como el de Melisa, Carmen, Alexa y Elizabeth (nombres ficticios para evitar revictimización) podrían identificar a cualquier niña de México; sin embargo, pertenecen a pequeñas chihuahuenses convertidas en desafortunados ejemplos de homicidio, trata de personas, desaparición y abuso que confirman la estadística oficial que indica que en este estado, por cada 3 menores de edad que sufren algún tipo de violencia, 2 son mujeres. Es decir, el 67 por ciento de las víctimas son niñas.

Melanie fue asesinada en julio de 2019, tenía tres años, Carmen fue víctima de trata de personas y homicidio en octubre de 2018, contaba apenas con 7 años. Alexa de 9 años desapareció el 19 de septiembre de 2017 sin que al momento haya rastro de ella. Elizabeth perdió la vida y presuntamente fue atacada sexualmente en un predio de Jiménez en mayo de 2018. Tenía 2 años. 

Algunas de ellas forman parte también de las casi 2 mil menores de entre 0 y 18 años que en el período de 2007 a 2018 fueron violentadas física, psicológica o sexualmente, según información del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) donde destaca el hecho que las mujeres sufren violencia dos veces más que los hombres.

En el estado de Chihuahua, según datos del Inegi, hay 432 mil 420 niñas de 0 a 12 años siendo las que viven en la región serrana las que están más expuestas a la pobreza, sin acceso a la salud, educación, maternidad temprana y falta de oportunidades en general. La violencia; sin embargo, se presenta de la misma forma en las zonas rurales que en las urbanas.

En lo que respecta a matrimonios de niñas, niños y adolescentes, según la Encuesta Intercensal 2015, el municipio con mayor incidencia en el estado es Riva Palacio con 4 por ciento del total. En 2017, se modificó el Código Civil del estado de Chihuahua y se aprobó la prohibición del matrimonio para menores de 18 años sin excepciones.

Sin embargo, lo anterior no implica que las menores de edad no se conviertan en madres, tomando en cuenta, entre otros factores, que 4 de cada 10 delitos sexuales que se cometen son contra este grupo poblacional. Los municipios con un mayor porcentaje de nacimientos en mujeres menores de 18 años se encuentran en la región serrana y al este de la entidad en Manuel Benavides.

La situación de las niñas en Chihuahua no es pues la más óptima, ya que no sólo se enfrentan a la violencia, sino también a la pobreza, inasistencia a la escuela, maternidad temprana y problemáticas de salud derivadas de ella.

Enfrentan discriminación

En México, según datos de la Unicef, viven 40.26 millones de niñas, niños y adolescentes, de los cuales el 51.02% son hombres y el 48.98% son mujeres. Es decir, en el país hay 20.54 millones de niños y hombres adolescentes y 19.72 millones de niñas y mujeres adolescentes. Sin embargo, a pesar de representar un grueso importante de la población, las niñas y adolescentes siguen padeciendo los estragos de la inequidad y la exclusión. 

De acuerdo con ese organismo, en el país 53.9 por ciento de las niñas viven en pobreza, 11.6 por ciento viven en condiciones de pobreza extrema, 62.3 por ciento de las niñas y las adolescentes, no tiene acceso a seguridad social, 27.6 por ciento de la población de niñas y mujeres adolescentes carece de acceso a la alimentación.

Además, 7.5 por ciento de las mujeres menores de 18 años no asiste a la escuela o no cuenta con la educación básica obligatoria y hay 123 mil 318 niñas de entre 6 y 11 años que se encuentran fuera de la educación. También, 289,354 niñas y adolescentes menores de 15 años trabajan; 320,284 mujeres adolescentes trabajan en ocupaciones peligrosas que implican riesgo para su integridad y salud.