Estado

Crisis en Fiscalía por falta de gasolina

Les dan desde hace un mes 80% menos combustible

V. Hierro / M. Silva / El Diario

viernes, 28 agosto 2020 | 06:31

Chihuahua— La Fiscalía General del Estado (FGE) se encuentra en crisis por falta de gasolina para las unidades policiacas, por lo que los elementos no pueden salir a realizar las labores de investigación, de acuerdo con denuncias de los agentes investigadores. 

Los grupos que se encuentran sin labor policíaca son Robos, Órdenes de Aprehensión, Daños y Lesiones, Abusos Sexuales, Homicidios, entre otros, cuyos agentes señalaron que cuando ocurren hechos delictivos sólo acuden a tomar el reporte y deben regresar a la base, debido a que no tienen el combustible suficiente para las indagatorias. 

Los agentes ministeriales de la FGE denunciaron –bajo la condición de mantener sus identidades bajo reservas para evitar problemas laborales— que desde hace más de cuatro semanas se le redujo el combustible que se les asigna al día para cumplir con su trabajo, y aseguran que esta medida les impide realizar a cabalidad sus actividades, pues de 600 pesos que recibían, se les redujo a 150 al día.

Al respecto, el fiscal general César Augusto Peniche Espejel dijo que han detectado una serie de irregularidades en el consumo de combustible que no corresponde con el kilometraje recorrido por las unidades y se realiza una investigación interna para resolver esa situación.

Los elementos expusieron que les fue asignada una tarjeta de prepago con la que pueden disponer de combustible y tenían hasta 600 pesos diarios, cantidad que se les redujo hasta dejarlos con 150 para realizar el trabajo normal; señalaron que es insuficiente esta cantidad para cumplir con las atribuciones y encomiendas, pues tienen que atender hechos delictivos y luego realizar las indagatorias correspondientes. 

Al momento de preguntar por qué la reducción de cantidad disponible, les mencionaron que se registraba un gran adeudo de miles de pesos, por lo que se cortó el combustible. La medida, aseveraron, puso en jaque a la Agencia Estatal de Investigación, sin capacidad operativa.

La reducción trajo como consecuencia, por ejemplo, que el mes pasado, cuando se registró el enfrentamiento de agricultores con autoridades de Delicias, se pidió el apoyo a los agentes ministeriales, sin embargo, al no traer gasolina no pudieron desplazarse con la debida urgencia. Por ello se giró una orden urgente de llenar el tanque de las camionetas pick up, pero en lo que duraron para cargar combustible más el traslado se perdieron más de dos horas para poder llegar al municipio que se encuentra a menos de una hora de la capital.

Los elementos aseguraron que son aproximadamente 200 camionetas, pick up Chevrolet y Dodge Ram, con motores de ocho cilindros, las cuales con 150 pesos diarios de gasolina no tienen para la actividad rutinaria que demanda la investigación ministerial. 

Ante esa denuncia, el fiscal Peniche fue buscado por El Diario y comentó que luego de que se revisaran los informes técnicos de los vehículos, se percataron de que en algunas unidades no había coherencia entre el combustible asignado y los kilómetros recorridos por dicha unidad, lo que supone un mal uso de los recursos, y es por eso que se inició una investigación interna.

Precisó que esta situación se detectó en aproximadamente el 30 por ciento de las unidades oficiales y en cuanto al monto de combustible que se les asigna dijo que es variado, dependiendo de la zona y la carga laboral que se tiene. 

Peniche Espejel no confirmó si hubo “ordeña” de combustible a las unidades oficiales, al manifestar que existe una investigación en proceso, pero que, de ser el caso, se sancionará a quienes hayan incurrido en ese tipo de acciones. (V. Hierro / M. Silva / El Diario)

vhierro@diarioch.com.mx

msilva@diarioch.com.mx