Estado

Cuatro días de ataques a Juárez

Amenazas de bomba y quema de otro vehículo mantienen en jaque a las autoridades

De la Redacción/El Diario
sábado, 09 noviembre 2019 | 07:05
El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.- Por cuarto día consecutivo, criminales mantuvieron en jaque a las autoridades de los tres niveles de gobierno. 

Ayer por la mañana, en un lapso de tres horas, cuatro llamadas anónimas generaron movilizaciones al reportar la instalación de bombas explosivas en dos planteles escolares y dos centros comerciales, algunos de ellos evacuados; otro aviso más advirtió de la quema intencional de un vehículo que resultó ser número 21 de los incinerados esta semana. 

Desde el pasado martes la racha violenta atribuida oficialmente a una intervención en el Cereso, ha cobrado la vida de 27 personas hasta ayer al cierre de esta edición. 

La primera de las amenazas de bomba ayer, contra el centro comercial Las Misiones, fue reportada incluso por el Consulado de Estados Unidos en esta frontera, cuyas instalaciones se encuentran frente a dicha plaza. 

“Tenemos conocimiento de una amenaza de bomba en el Centro Comercial Las Misiones en Ciudad #Juárez. Ciudadanos estadounidenses deben evitar el área o buscar refugio”, indicó el comunicado difundido a las 8:49 horas por la sede consular a través de su cuenta en la red social Twitter. 

Una hora después se reportó otro amago contra la tienda Wal-Mart ubicada en la avenida Ejército Nacional, donde las autoridades activaron nuevamente el protocolo de atención de llamadas de amenazas de bomba. 

La atención de esas advertencias se extendió hacia a la Universidad Autónoma de Chihuahua a las 11:30 horas y al Cebetis 114, de manera sincronizada, de acuerdo con reportes del Centro de Mando C-4. 

Las cuatro movilizaciones antes citadas se dieron de forma posterior al incendio intencional de una camioneta tipo van, en el cruce de, Plutarco Elías Calles y 20 de Noviembre, que fue reportado a las 8:30 de la mañana de ayer. 

“Porqué se meten con la ciudadanía, si traen guerra entre ellos o no sé qué está pasando”, dijo el dueño de la camioneta incendiada, con la que había hecho planes para hacer una taquería ambulante, pero ayer mismo la vendió “al kilo” ya que quedó reducida a cenizas, al igual que su proyecto emprendedor. 

Fue el vehículo número 21 al que presuntamente criminales prendieron fuego intencionalmente, en una racha que comenzó desde la mañana del pasado martes y que de acuerdo a las autoridades de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, son hechos provocados desde el Cereso estatal 3 para evitar una intervención oficial en la penitenciaría. 

En la amenaza de bomba en misiones hubo una respuesta discreta por parte de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) que revisaron apoyados de agentes caninos algunas áreas del mall, iniciando en los cines que se encuentran al interior. 

La presencia de policías en el lugar causó extrañeza entre algunos de los clientes que llegaban mientras abrían algunos de los negocios a esa hora. Unas 50 personas que se encontraban practicando ejercicio en el gimnasio del mall fueron evacuados a consideración de la gerencia del lugar. 

“Es una medida de prevención”, dijo uno de los instructores al salir del lugar sin generar alarma. 

El servicio que prestan los negocios al interior no fue interrumpido debido a esta amenaza y el operativo policial no alteró la llegada de más visitantes, según se constató en el lugar. 

En el Wal-Mart de la Ejército Nacional el arribo de la Policía municipal sí provocó la evacuación de decenas de clientes ante la posibilidad de que fuera real la advertencia. 

Luego de una inspección se declaró falsa alarma y en pocos minutos la actividad comercial continuó de manera normal, cerca de las 9:30 horas. Pero a las 11:30 el dispositivo de corporaciones que daban atención a estas llamadas anónimas, se constituyó en las instalaciones de la UACH de la avenida Henry Dunant, donde los estudiantes fueron evacuados por un lapso menor de una hora para dar pie a que el grupo de agentes apoyado de perros entrenados revisaran las aulas, reportando finalmente sin novedad. 

Casi de manera simultánea las corporaciones policiacas acompañadas de elementos castrenses atendieron un cuarto incidente similar en la preparatoria Cebtis 114 del Infonavit Casas Grandes donde se tomaron acciones similares con el mismo resultado. 

Las autoridades no confirmaron ayer si estas movilizaciones forzadas, con excepción del vehículo quemado, se enmarcan en la serie de eventos registrados los tres días anteriores, donde el grupo criminal identificado como “Los Mexicles” estaría ordenando desde la cárcel estatal provocar distractores al exterior, para evitar la intervención de autoridades federales en el Cereso, según lo informaron los jefes policiacos el pasado miércoles en una conferencia de prensa.