Estado

Cuatro hermanos buscan a su madre desaparecida

La mujer tiene 10 años ausente tras ser ‘levantada’

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Hérika Martínez/ El Diario de Juárez

jueves, 27 mayo 2021 | 12:37

Ciudad Juárez.- Marisela González Vargas, tenía 26 años de edad cuando fue ‘levantada’ frente al Cereso de Ciudad Juárez, por lo que nunca más regresó a su casa; en donde 10 años después sus cuatro hijos la continúan esperando.

“Mi hermana desaparece el 26 de mayo de 2011 aquí afuera de las instalaciones del Cereso… yo lo que le pido a la comunidad es que me ayude a localizarla”, pidió ayer afuera del Cereso Irma Beatriz González, a través de un megáfono, a los trabajadores del personal educativo que formaban una larga fila de vehículos sobre la calle Barranco Azul, en busca de recibir la vacuna anti-Covid.

Ese jueves, Marisela salió de su casa ubicada en la colonia Plutarco Elías Calles, para ir al Cereso Estatal a visitar a su novio, pero al salir fue subida a un carro, narró ayer su hermana mientras pegaba las pesquisas con su foto y las fotos de otra mujeres desaparecidas, en la malla metálica del edificio.

“Ella iba con una vecina, salieron juntas porque su esposo tenía la misma celda (que el novio de su hermana). Ella me dijo que se acompañaron a agarrar el camión (frente al Cereso); que ella le dijo ‘Marisela, yo ya me voy’, y (le contestó) ‘no esperece, voy a entregar un cuadro’. Que tenía que entregarlo a un tal Imer y a un Raúl, que tenía que entregarlo afuera de las instalaciones”, pero fue levantada, aparentemente por los hombres a quienes les tenía que entregar el cuadro.

“Era un cuadro de un tribal azteca, era un indio con una virgen… y se la llevaron en un Gran Maquis color arena. Es todo lo que sé en estos 10 años que tiene desaparecida”, relató Irma Beatriz.

Marisela le había encargado sus cuatro hijos a su mamá; Keyla tenía tres años, Kevin Alberto cuatro, Bryan Alexis seis y Édgar 11 años cuando perdieron a su padre de manera violenta y a los pocos meses su madre desapareció, por lo que desde entonces su abuela y sus tías se han hecho cargo de ellos.

“Estos 10 años han sido muy duros para mí, para mi familia… de avances no tengo hasta ahorita nada, absolutamente nada, en la última búsqueda que hice yo sola, como investigadora que soy, me fui a Tijuana. Me llegó a mi Facebook un rostro que se parece a ella, me dijeron en dónde encontrarla y cuando yo llegué a la calle en donde ella se encontraba ya la habían sacado que porque se andaba robando las cosas para drogarse, fue lo último que me dijeron en Tijuana”, relató.

Dijo que estuvo cinco días buscándola en aquella frontera, pero al no encontrarla tuvo que regresar. Y aunque pidió el apoyo a las autoridades para buscar a su hermana, recibió respuesta hasta que regresó a Ciudad Juárez.

“Yo trabajo en maquila y junto mi ahorro, mi aguinaldo para seguir en la búsqueda y en la lucha de mi hermana. Yo tengo fe en que ella va a regresar, yo la siento viva en mi corazón y no dejaré de esperar el día que ella llegue. Hermana: si tú sabes en dónde estás, en dónde te encuentras, te doy mi número nuevo para que me busques: 656-3536794, márcame, yo te sigo buscando y tus hijos. Mamá no va a descansar hasta encontrarte, ni yo tampoco, seguiré en la lucha hasta que Dios me quiera recoger”, le pidió a su hermana.