Estado

Culpan al Municipio por oponerse a operativos

NCG ha sido renuente a los operativos estatales y federales, afirma secretario de Seguridad

De la Redacción
El Diario

sábado, 30 enero 2021 | 09:10

Chihuahua— El municipio de Nuevo Casas Grandes ha sido uno de los más renuentes en permitir los operativos de las fuerzas estatales y federales, aseguró el secretario de Seguridad, Emilio García Ruiz, luego del ataque ocurrido el jueves en contra del jefe de la policía municipal, Julio César Ramírez Valdés, en el que tres de sus escoltas y una civil perdieron la vida, sin que hasta el momento se conozca el paradero de los responsables.

García Ruiz, manifestó que no tiene conocimiento de que el mando policiaco de Nuevo Casas Grandes haya sido objeto de amenazas previas y que corresponde a las autoridades ministeriales establecer el móvil del ataque, pero dijo que en aquella región opera con gran presencia el grupo denominado “La Línea” que mantiene una confrontación con el Cártel de Sinaloa y alguna célula de estas organizaciones podría estar detrás del atentado. 

El funcionario manifestó que entre los municipios que más renuencia presentan para los operativos de las fuerzas estatales se encuentra Nuevo Casas Grandes y otros de esa región del estado, como si tuvieran un interés en no permitir los patrullajes en la zona.

En este sentido, dijo que la Policía municipal de NCG pocas veces solicitaba apoyo de la Policía estatal y cuando se realizaban los operativos se hacían sin contar con el apoyo de la corporación local.

Cabe señalar que Nuevo Casas Grandes fue uno de los municipios que quedó bajo el Mando Único al inicio de la presente administración estatal, pero a mediados de 2018, se regresó el control de la Policía Municipal al ayuntamiento, una vez que acreditó a sus agentes y cumplió con los requerimientos establecidos, de acuerdo con información proporcionada por la Fiscalía General del Estado (FGE).

Reforzarán estatales la investigación 

Un grupo de elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) partió ayer de Ciudad Juárez a Casas Grandes, para apoyar a los agentes de la Policía de Investigación en la búsqueda de los atacantes del Secretario de Seguridad Pública Municipal y una civil, la mañana del jueves.

Cerca de 30 oficiales fueron comisionados para rastrear a los sicarios que dejaron a tres policías muertos y a una mujer que pasaba por el lugar, además de lesionar de gravedad al jefe de la Policía Julio César Ramírez.

Ricardo Realivázquez Domínguez, Coordinador Regional de la CES, comentó que no han logrado detener a los participantes en la emboscada que se registró en las calles Benito Juárez y Del Prado, pero ya tienen datos sobre algunas personas.

Los agentes que fueron enviados pertenecen a la Policía Vial y otros de las fuerzas estatales, comento el jefe policíaco.

La instrucción es coordinarse con la FGE, la Guardia Nacional y los elementos del 35 batallón de Infantería para dar con los responsables de la muerte de los agentes Juan Lagunas Rojo, María Muro Montoya y Pedro Pérez Rascón, además de una civil de nombre Larisa Beltrán Estrada, campeona de Crossfit, víctima colateral del ataque.