Estado

Da positivo enfermero que se amparó por falta de equipo

Entregó IMSS mascarilla distinta a la N-95, afirma abogado; lo incapacitaron por enfermedad y no por riesgo de trabajo, reclama

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Blanca Elizabeth Carmona/ El Diario de Juárez

martes, 12 mayo 2020 | 06:23

Ciudad Juárez— Un enfermero del Hospital 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que solicitó un amparo y obtuvo la suspensión provisional a su favor, fue diagnosticado con Covid-19, informó Luis Mauricio Armendáriz Morales, abogado que lo representa.

El litigante dijo que después de que se dio la protección de la justicia federal, el IMSS le proporcionó a su representado una mascarilla que no es la N-95, por lo que se analiza la posibilidad de interponer una queja y una denuncia penal, ya que consideran que el profesionista de la salud se contagió debido a una omisión por parte de los directivos del Seguro Social al no proveer el equipo necesario desde el inicio de la contingencia sanitaria generada por el coronavirus

“Durante una semana presentó síntomas y ya se encuentra incapacitado, pero la incapacidad es por enfermedad general y no por riesgo de trabajo, y la consecuencia es que el pago es mucho menor a que si fuera riesgo de trabajo. Se trata de una persona a la que se le hizo el examen, no que sea sospechosa, ya dio positivo”, indicó Armendáriz Morales.

El entrevistado refirió que se analiza interponer una queja ante el juzgado federal porque el tapabocas que se proporcionó al enfermero no cumple con los niveles de seguridad requeridos para atender a sospechosos y pacientes diagnosticados con coronavirus, así como una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la omisión de cuidados en que presuntamente incurrieron los directores del IMSS hacia el personal.

‘Intentarán despidos’

Armendáriz también indicó que el titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada en el Estado de Chihuahua del IMSS, Arturo Daniel Bonilla y Calderón, ha señalado que todo el personal que interpuso un juicio de amparo será despedido. 

“A los que se han estado amparando les va a buscar lo que administrativamente se llama consignación. La consignación es mandarlos al jurídico porque el contrato de trabajo dice que deben laborar con probidad y honradez y consideran que el hecho de que estén promoviendo los amparos va en contra de la institución”, señaló.

“La intención es correrlo, es un revanchismo, buscan la forma de correrlo porque lo que se ha estado ventilando en los medios... en reuniones que han tenido (Bonilla y Calderón) en Chihuahua lo está diciendo, en reuniones a puerta abierta. Así me lo han expresado mis representados”, agregó el abogado. 

El representante del personal médico inconforme agregó que “si la dirección del Seguro Social inicia alguna cuestión de represalia por los amparos al personal, se les va a apoyar, a respaldar legalmente, porque con el amparo lo único que se ha logrado es que se les proteja en su salud para que puedan seguir trabajo”. Además, consideró que la postura del IMSS “es absurda” y está propiciando los contagios en el personal de salud. 

A la fecha se han presentado siete juicios de amparo a favor de 16 personas y en la mayoría la justicia federal les ha otorgado la suspensión provisional, ordenando al IMSS proveer a los empleados de bata, mascarilla quirúrgica, respirador N-95 o similar, gafas o careta y guantes. 

Al respecto, la Oficina de Representación del IMSS en Chihuahua, únicamente dijo que se está dando seguimiento correspondiente a los juicios de amparo a través del área jurídica.

bcarmona@redaccion.diario.com.mx