Estado

Dan la cara Loera y Cabada por CFE

La paraestatal sigue sin informar sobre apagones

Miguel Vargas / Hérika Martínez/ El Diario de Juárez

viernes, 17 julio 2020 | 12:38

Ciudad Juárez.- Mientras la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no da respuesta a las quejas de juarenses sobre los constantes apagones, el alcalde Armando Cabada y el delegado del Gobierno federal, Juan Carlos Loera, expresaron que la paraestatal está haciendo su trabajo para atender las fallas que se presentan en toda la ciudad.

En conferencia de prensa, ambos recomendaron hacer un uso apropiado en el consumo de energía eléctrica doméstico para disminuir los cortes de luz.

El alcalde dijo que sostuvo pláticas con el superintendente de la CFE para plantearle las inquietudes de los fronterizos y el funcionario le explicó que la demanda ha sobrepasado la capacidad que tienen para evitar los apagones.

“Pero están muy atentos, yo les he pasado varios reportes y los atienden de inmediato”, comentó el presidente municipal. “Nos ofrecemos a seguir siendo gestores, no tenemos otro tipo de intervención, pero con mucho gusto hacemos la gestoría”.

El alcalde recomendó a los juarenses evitar tener aparatos electrónicos encendidos sin necesidad.

El delegado federal de programas sociales, Juan Carlos Loera, dijo que gran parte del problema de apagones en esta ciudad lo generan conexiones ilegales a la red eléctrica en colonias con asentamientos irregulares.

“Las personas (conectadas así) no son culpables, es el modelo de expansión que se dio en la ciudad durante varios años”, dijo.

Agregó que hay un uso indiscriminado de refrigeraciones en hogares que provoca el calentamiento de las líneas de la red general.

Al igual que el alcalde, Loera afirmó que la CFE está cumpliendo en reparar la interrupción eléctrica en las colonias, donde ha resuelto el 95 por ciento de los casos, aseguró.

En las últimas semanas El Diario ha recibido quejas de decenas de colonias en las que sus residentes se han quedado sin electricidad por varias horas y hasta días, en medio del calor extremo. Los afectados han acusado que la CFE ni siquiera atiende las quejas en el teléfono 071, destinado para ello.

Pese a las diversas quejas realizadas públicamente por habitantes de diversos sectores de Ciudad Juárez sobre los constantes, y en algunos casos prolongados, “apagones” que han vivido desde la semana pasada, hasta ayer la Comisión Federal de Electricidad no había dado respuesta a las peticiones de información realizadas.

Aunque la mañana del lunes la paraestatal emitió un comunicado de prensa en el que aseguró que ya se habían restablecido los problemas en el 86 por ciento de las 26 colonias con interrupciones de energía eléctrica, las manifestaciones han continuado en distintas áreas de esta frontera.

Esa misma tarde, habitantes de la colonia Guadalajara Izquierda retuvieron un camión y a los trabajadores de la CFE para que les cambiaran el transformador, mientras que la noche del miércoles los vecinos de la colonia Francisco I. Madero amenazaron con tomar sus instalaciones en esta frontera.

La problemática se ha registrado tanto en zonas vulnerables como en áreas residenciales, donde los afectados han asegurado que han tenido que dormir en el techo de sus casas con cobijas, en el patio en colchones y colchonetas o que han tenido que tirar todos sus alimentos echados a perder en sus refrigeradores, incluso han sufrido la descomposición de electrodomésticos.

Hasta la tarde de ayer, la oficina de Comunicación de la CFE no había dado respuesta a las solicitudes de información realizadas por este medio.

Trabajadores han informado que personal de Durango, Torreón, Chihuahua y Delicias ha sido enviado a apoyar en las problemáticas que está viviendo esta frontera.

También han destacado el gran número de viviendas que han encontrado “colgadas” a los transformadores robándose la energía eléctrica o con manipulaciones en los medidores.

Jesús Manuel Salayandía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), dijo el miércoles pasado que las continuas fallas en el suministro de energía eléctrica han afectado también a las maquiladoras de la ciudad.

Comerciantes de la ciudad también han manifestado los daños que han sufrido al tener apagados sus refrigeradores.