Estado

Dan primer paso a favor de salud mental de policías

Espera Ficosec que propuesta de atención no se ‘quede en papel’

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez / Casa donde vivían Francisco Ponce de León, agente vial, y Sandra Guadalupe Rueda Pavia, policía municipal, quienes murieron de manera violenta en febrero

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez

domingo, 10 abril 2022 | 08:22

Ciudad Juárez.— La escena era brutal. El cadáver estaba cubierto de sangre dentro de la casa y dos cuerpos más en un hospital. Al final, una familia quedó destruida a consecuencia de los conflictos que el matrimonio entre dos policías enfrentó por años. 

La muerte violenta de Francisco Ponce de León, agente vial, y Sandra Guadalupe Rueda Pavia, policía municipal, ocurrida el pasado mes de febrero, encendió los focos rojos al titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), César Omar Muñoz Morales, sobre el estado de salud mental del personal operativo a su cargo. 

Éste no era el único caso de homicidio-suicidio que enfrentó personal operativo de la corporación. En agosto del 2021, una mujer policía asesinó a su pareja sentimental y al hijo mayor de ella, de sólo 11 años, luego se dio un tiro. Todo ocurrió frente a un niño de ocho años, testigo involuntario. 

Como primeros respondientes, los elementos de la SSPM son los primeros que dan cuenta de la peor parte de la sociedad. Llegan ante la persona capaz de golpear, violar o matar a su prójimo y la exposición permanente a hechos violentos sin un mecanismo de contención ha detonado en afectaciones a la salud mental de los policías, explica Diana Chavarri, directora del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec). 

“El ciudadano quiere ver policías rudos, fuertes y estoicos; no, son personas que también sufren afectaciones en su salud mental, en especial ellos que están expuestos a situaciones de inseguridad, son la primera cara que ve lo peor de la sociedad, entonces hay que cuidar a nuestros policías”, argumenta. 

La iniciativa

El martes 5 de abril, Muñoz Morales presentó ante las comisiones edilicias de Gobernación y Seguridad la propuesta de adición al Reglamento del Sistema de Seguridad Pública de Juárez, para hacer obligatoria la atención psicológica a los elementos de las instituciones de Seguridad Pública municipales.

La adición es a los artículos 50 y 93, apartado B del Reglamento del Sistema Municipal de Seguridad Pública, por lo que la propuesta será sometida a la aprobación del Cabildo en su próxima sesión.

El secretario explicó que el artículo 93 establece que entre los requisitos de ingreso y permanencia en las instituciones, la fracción XI añade que el elemento debe someterse a la programación de evaluaciones psicológicas permanentes.

Mientras que el artículo 50, que cita “con el objeto de garantizar el cumplimiento de los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos, los integrantes de las instituciones de Seguridad Pública Municipales se sujetarán a las siguientes obligaciones”, se le agrega la fracción XVII, que impone al oficial participar en los proyectos de salud mental que se establezcan.

Una vez aprobadas, estas dos disposiciones serán permanentes y obligatorias.

¿Por qué la obligatoriedad? 

La directora de Ficosec, organismo que ha apoyado y financiado la certificación policial para mejorar el quehacer de los elementos a favor de la ciudadanía, explica claramente el porqué es necesario que la atención a la salud de los agentes preventivos no sólo “quede en papel”. 

“Desde el inicio y fundación de Ficosec tuvimos claro el objetivo de acompañar a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) para fortalecerla y tener al mejor primer respondiente, obviamente es un trabajo muy difícil, que no lo puede hacer sólo Ficosec, lo tiene que hacer la SSPM y desafortunadamente la atención a los elementos ha estado en función de la voluntad de los secretarios”, dice Diana Chavarri. 

Refiere que fue en la administración municipal 2013-2016, cuando Muñoz Morales tuvo su primer cargo como titular de la SSPM, que se logró trabajar en la primera certificación ciudadana.

“Estábamos aprendiendo en Ficosec cómo acompañar a la autoridad para que mejorara en 30 y 40 distintos estándares, y entre ésos hay dos que tienen que ver con el bienestar de las y los policías; uno de ellos dice que el Gobierno Municipal, a través de la SSPM, tiene que brindar atención psicológica y legal al personal, y entonces se creó la Unidad de Atención Psicológica (UDAP) en el 2015”, plantea Chavarri. 

Para el 2022, la unidad estaba prácticamente desmantelada. El titular de la SSPM asegura que encontró desde las instalaciones deterioradas hasta escasez de psicólogos para atender a los elementos armados. 

“La responsabilidad que tenemos nosotros como policías es el cargar un arma, lamentablemente se perdieron muchas cosas; en el 2015 fue creada esa unidad, no se le dio seguimiento, ahora regreso y lamentablemente estaba abandonado el edificio. No digo que no atendieron a nadie, yo creo que sí, pero no llevaron un registro, no organizaron, nada, no se le dio seguimiento, entonces ¿para qué fue creada la unidad?”, plantea molesto. 

Explica que la UDAP tiene como objetivo apoyar en lo jurídico y psicológico a los elementos, pero debe tener un seguimiento para funcionar correctamente.

“Por más que puedan crear edificios, el edificio estaba en buen estado y lo encontré en muy malas condiciones. Se requiere un espacio para que los elementos sientan que se les está brindando apoyo”, dice.

Esto lo confirma Victoria Barraza, titular de la UDAP.

“Lo que se encontró dentro de la Secretaría fueron muchas carencias, pero también áreas de oportunidad”, resume.

Expone que se ha trazado un plan que consiste en una programación anual que incluye una restructuración completa de la UDAP y defensa legal para los policías y sus familias.

“Hoy la unidad cuenta con 12 psicólogos recién contratados; la SSPM y la titular de la UADP están trabajando para profesionalizar esa unidad y nosotros (Ficosec) partimos con una preocupación que tiene datos y tiene evidencia, refiere”.

Abandono oficial 

El desinterés en las condiciones laborales de los elementos, no en su equipamiento como la dotación de armas, patrullas, chalecos o uniformes, sino en el incumplimiento en mantener las horas justas en sus jornadas de trabajo, pagos de tiempos extra, incentivos laborales o la atención médica de calidad para ellos y sus familias, ocasionó que el 80 por ciento del personal operativo quisiera abandonar su labor policial el año pasado. 

Chavarri muestra los resultados de la encuesta del clima laboral y ético realizado a los integrantes de la SSPM.

“Los resultados nos dicen que el año pasado, en junio, el 80 por ciento del personal renunciaría, es muchísimo, es una muy alta la cantidad de policías que estaban dispuestos a dejar la SSPM. ¿Por qué? El 65 por ciento declaró que no estaba satisfecho con el ambiente laboral, 4 de cada 10 se sentían hostigados por compañeros o sus superiores y 7 de cada 10 no recibían el trato de dignidad y respeto en el trabajo”, responde.

Plan de acción

El pasado miércoles, después de que acudió ante el Cabildo, el secretario se presentó ante el rector Juan Ignacio Camargo Nassar, a mostrar ante la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) el plan de trabajo en el que participa Ficosec, para que coadyuve con el personal especializado en psicología y colabore con la UDAP. 

Chavarri informó que inicialmente se hizo la encuesta sobre el clima laboral, y otra fue con un rigor científico, con evidencia, con pruebas psicométricas probadas que se puedan aplicar al 100 por ciento al estado de fuerza, tanto al operativo como al administrativo, e identificar cuál es el estado de salud mental de las y los policías. 

“Qué trastornos están presentando, que se tenga evidencia si hay estrés postraumático, si hay ansiedad, alguna otra situación de salud mental que tenga que ser atendida con mucha responsabilidad y respeto y desestigmatizar el tema de salud mental, en especial en cuerpos policiales”, dice. 

Para saber

Afectaciones en policías a causa de su labor:

• Agresividad

• Adicción

• Estrés postraumático y pérdidas 

• Ansiedad 

• Depresión y estrés

Adición al artículo 50:

Fracción XVII: Participar en los proyectos de salud mental que se establezcan

Artículo 93: 

Fracción XI: Someterse a programación de evaluaciones psicológicas permanentes