Estado

Dar alimento a migrantes, la misión de Casa Betania

Con apoyo de la comunidad les regalan ‘un rato bajo techo’; invitan a donar para seguir adelante

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Personas en situación de moviliad acuden al comedor para acceder a un platillo caliente los días lunes, miércoles, viernes y sábado

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

miércoles, 18 enero 2023 | 06:40

Ciudad Juárez.— Brindar alimento a los migrantes que llegan a esta frontera con la ilusión de cumplir el “sueño americano” es su misión. Casa Betania surgió en junio del año pasado, un año marcado por las olas de migrantes de diversos países que arribaron al país y hasta esta ciudad, en busca de cruzar a Estados Unidos y así tener una mejor vida. 

La labor comenzó a través del padre Héctor Villa, y en un inicio el apoyo era dirigido principalmente a la comunidad proveniente de Haití, aunque ahora la casa es coordinada por el párroco Felipe Ramos y son las familias venezolanas las que se benefician con los más de 300 platillos de comida que se dan cada lunes, miércoles, viernes y sábado, a partir de las 11:00 de la mañana. 

También para fronterizos vulnerables

El sacerdote explicó que también apoyan con un plato de comida a ciudadanos de esta frontera que se encuentran en situación de vulnerabilidad o calle, labor que se realiza en la calle Juan Mata Ortiz esquina con Begonias #805, hasta las 2:00 de la tarde.

“Inicia como un intento de lugar de encuentro para migrantes y para la gente pobre necesitada del barrio, donde podamos escucharlos, darles un plato de comida, un poco de ropa, y que tengan un rato bajo techo”, dijo Ramos.

Casa Betania, que en hebreo significa ‘casa del pobre’, brinda alimentos variados, como carne, pollo, puerco o atún, acompañado con pasta, arroz y frijoles, así como verduras, y los insumos son obtenidos gracias a los donativos de la comunidad de buen corazón que hace posible dicha acción.

Desde temprano llegan los migrantes a pedir alimento, la mayoría de ellos hombres entre los 20 y 40 años, aunque también llegan mujeres e infantes.

“Cuando llegamos nos mandaron para acá, nos tratan muy bien y comparten con los que tenemos necesidad”, mencionó Leticia Hernández, migrante de 40 años de edad que llegó a esta ciudad acompañada de su esposo Francisco Palma Lanuza, de 47.

Requieren comida y desechables

Para continuar con la labor, el párroco solicitó el apoyo de la comunidad para recaudar donativos en especie, que pueden ser desde alimentos no perecederos, así como desechables, carne de pollo o cerdo, atún y verduras.

“El recurso lo obtenemos gracias al apoyo de la comunidad por voluntariado, el padre Héctor Villa tiene un grupo de amigos que nos apoyan con recurso monetario o con alguna especia, gracias a Dios hemos recibido de algunas asociaciones o en económico”, señaló el sacerdote.

Detalló que también se reciben donativos monetarios, así como vestimenta, ropa interior y calzado para toda la familia, cada lunes, miércoles, viernes y sábado a partir de las 8:30 de la mañana, en la calle Juan Mata Ortiz esquina con Begonias #805.

Labor loable

300 son los platillos que sirven en casa Betania cuatro días a la semana a partir de las 11 am

¿Quiere participar?

• Puede hacerlo mediante donativos monetarios o de ropa, calzado y comida

• Los bienes se reciben los lunes, miércoles, viernes y sábados desde las 8:30 am en la calle Juan Mata Ortiz, esquina con Begonias #805