Estado
LEYENDAS URBANAS

De sepulturero a millonario; 'convirtió' un cadáver en oro puro

Conoce la extraña historia de Don Manuel Lucero, un trabajador del expanteón municipal de La Chaveña

Tomada de Internet / Imagen Ilustrativa

El Diario de Juárez

jueves, 27 agosto 2020 | 16:01

Ciudad Juárez.- No todas las leyendas juarenses tienen un final trágico. La de Don Manuel Lucero, el sepulturero del pueblo, narrada en su tiempo por el cronista Ignacio Esparza Marín, tuvo un desenlace feliz.

Cierto día, al dirigirse a cavar una tumba en el panteón municipal que se encontraba en la colonia Chaveña, donde ahora se encuentra el Centro Escolar Revolución, se llevó la sorpresa de su vida al ver un montículo de tierra nuevo, como si hubieran sepultado clandestinamente un cuerpo ya que de haber cumplido las formalidades a él le hubiera tocado cavar y enterrar al difunto.

Sorprendido, el sepulturero empezó a escarbar para ver a quién habían enterrado sin cumplir los requisitos y denunciarlo ante las autoridades.

De pronto, la pala que utilizaba topó con algo que no era un ataúd ni un cadáver. Eran varios morrales repletos de monedas de oro y plata que alguien trató de ocultar en el panteón, pensando que era el mejor sitio.

Don Manuel sacó el dinero sin decirle nada a nadie y dejó esa profesión para dedicarse a otro oficio, donde progresó inexplicablemente.

Don Ignacio Esparza recuerda que era el año de 1913. Francisco Villa acaba de derrotar al ejército federal en la batalla de Tierra Blanca que dejó centenares de muertos que fueron a parar a ese panteón.

En esa época muchos adinerados de Ciudad Juárez trataron de poner fuera del alcance de los revolucionarios sus fortunas y alguno de ellos decidió sepultarla para no volver a encontrarla jamás.