Estado

De ser migrantes privilegiados en EU, ahora miles de cubanos están varados en Juárez

El gobierno de Estados Unidos los recibía como residentes, pero esa protección terminó a principios de 2017

El Diario de Juárez
martes, 05 noviembre 2019 | 10:39

Los cubanos, quienes una vez fueron inmigrantes privilegiados en Estados Unidos, ahora están varados en la frontera como todos los demás.

Mary Beth Sheridan, 

Ciudad Juárez.- Su suegro llegó a Miami en una balsa. Su cuñado abordó un avión rumbo a Ecuador y emprendió el viaje hacia el norte por tierra.

Ahora era el turno de Alejandro Vega Tamayo. Pero cuando el cubano de 27 años llegó a la frontera con Estados Unidos este verano, recibió una desagradable sorpresa. Según los Protocolos de Protección de Migrantes de la administración Trump, se les dijo a los solicitantes de asilo que esperaran en México sus citas con funcionarios estadounidenses. Cinco meses después, todavía siguen varados, publicó The Washington Post.

“Salimos de casa pensando que sería rápido”, dijo Vega Tamayo mientras reabastecía el refrigerador en el Caribbean Queen, el restaurante cubano en Juárez donde trabaja. En el pasado, dijo, “pasabas dos horas detenido, ellos hacían el papeleo y te dejaban ir”.

Ahora que la administración Trump ha tomado medidas más drásticas contra la inmigración, quizás ningún grupo ha sufrido un cambio tan dramático como los cubanos.

Durante décadas, fueron inmigrantes privilegiados. El gobierno de Estados Unidos los recibía como residentes. Incluso después de que terminara la Guerra Fría, los cubanos que llegaban eran tratados como refugiados políticos.

Esa protección terminó a principios de 2017, pues la administración de Trump ha hecho más difícil para las personas de cualquier país solicitar el asilo. El objetivo de la administración es principalmente desalentar a las familias centroamericanas que han inundado la frontera de Estados Unidos, abrumando a las autoridades, las cuales realizaron casi un millón de detenciones durante el año pasado. Pero los cubanos han quedado atrapados en medio de la situación.

“Solíamos tener privilegios. Ahora ya no existen”, dijo Junior González, de 31 años, mientras hacía croquetas de carne molida en Little Habana, otro restaurante que abrió sus puertas para servir a la creciente comunidad cubana aquí.

Las nuevas restricciones han coincidido con un aumento en el número de cubanos que huyen de su tierra natal. Más de 21 mil cubanos fueron detenidos en la frontera de  Estados Unidos durante el año fiscal que finalizó el 30 de septiembre, más del triple que el número registrado en el 2018.

El resultado ha sido una acumulación de cubanos en las ciudades fronterizas. Los números se han incrementado a alrededor de 4 mil 500 en Juárez, lo que probablemente los convierte en el grupo de migrantes extranjeros más grande de la ciudad, según dijo Alejandro Valenzuela, un funcionario del estado de Chihuahua que maneja los problemas de migración en la ciudad.

Los cubanos destacan por su educación, sus impecables tenis Nike y sus camisetas Under Armour, y su miedo. Ladrones, secuestradores y policías corruptos se aprovechan de ellos, creyendo que muchos obtienen dinero de familiares acomodados en Estados Unidos.

“Tenemos mucho miedo”, dijo Vega Tamayo. “Simplemente trabajamos y nos vamos a casa. Es casa y trabajo, todos los días”.