Estado

Demandan abusos y golpiza de policías

Familia agredida por oficiales preventivos interpone formal denuncia ante Fiscalía

De la Redacción/El Diario

miércoles, 08 septiembre 2021 | 13:51

Nuevo Casas Grandes.– Amenazan a masculino elementos de la Policía Municipal de Puerto Palomas tras detención.

El pasado 24 de agosto, aproximadamente a las 11:20 de la noche, un masculino se dirigía a su domicilio en compañía de su esposa e hijos, cuando decide realizar sus necesidades fisiológicas en un área publica, al intentar retirarse del lugar, elementos de la Policía Municipal arribaron al lugar, haciendo hincapié de que estaba en un espacio público, por lo que el ciudadano le pide al agente que los apoyen para retirarse a sus domicilios, al acercarse el agente con apodo de “El huesos” a la agente Ruth Hernández le negó esta solicitud, expresándose con palabras altisonantes hacia la esposa del afectado, ya que con anterioridad había sido detenida por la agente.

“Con palabras fuertes nos dijeron que no, que nos iban a detener y nos llevaron que por que según ellos estábamos en estado de ebriedad, si tomamos no lo niego pero no estábamos en ese grado para ser remitidos, con insultos la oficial se dirigía a mi esposa y la golpeo en frente de mis hijos, mi esposa se quiso defender y el oficial de nombre Federico Quintana Álvarez  me golpeo en la comandancia y tengo pruebas de eso” acotó víctima de los agentes de la Policía Municipal de sección Puerto Palomas.

Además, mencionó que el comandante de la Policía Municipal también agredió al masculino, expresando que no lo dejarían salir por haber publicado su situación a través de las redes sociales al igual, que lo iba a procesar a la judicial quien más colaborara con estas acciones de igual manera iban a ser privados de su libertad.                                         

Al continuar las amenazas y los golpes por los oficiales, amigos de la persona afectada dieron aviso a los elementos de SEDENA para su intervención, mismos que accionaron a la brevedad.

Es por ello que ante el temor de que se tome represalias con la pareja afectada, deciden acudir a las oficinas de la Fiscalía General del Estado para interponer una denuncia con los agentes, esperando que este tipo de situación ya paren y la función de los elementos sea salvaguardar a los ciudadanos en todo momento.

Por último, durante la detención de la pareja, acotaron que mientras estaban en los separos, sus hijos se encontraban en llanto constante y en lugar de ser tranquilizados, los agentes les gritaban que sus padres eran unos borrachos y drogadictos, por lo que estas actitudes alarmaban más a los menores, “Yo me hice unos estudios para corroborar que no consumo ningún tipo de droga, no tenían por qué hablarles así a mis hijos” acotó masculino afectado.