Estado

Denuncian indígenas actitud prepotente y grosera de funcionarios de la Coepi

La Red de Pueblos Indígenas en Juárez señalan a Fernando Motta Allen y el señor José Alfredo Díaz de León

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Reunión de la Red de Pueblos Indígenas en Juárez
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Reunión de la Red de Pueblos Indígenas en Juárez
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Reunión de la Red de Pueblos Indígenas en Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 11 mayo 2022 | 13:29

Ciudad Juárez— Integrantes de la Red de Pueblos Indígenas en Juárez denunciaron hoy “la actitud prepotente y grosera” que han tenido hacia ellos el titular del Consejo Estatal para Pueblos Indígenas (Coepi), Fernando Motta Allen y el señor José Alfredo Díaz de León.

Pese a que el titular en Chihuahua, Enrique Rascón, aseguró a El Diario que Díaz de León no labora en la Coepi, los representantes de los pueblos indígenas en esta frontera y personal de la propia dependencia aseguran que les ha hecho creer que sí, dándoles órdenes e incluso con intimidaciones. 

La Red de Pueblos Indígenas en Juárez es una organización que agrupa a 15 pueblos originarios que viven en Ciudad Juárez, con más de mil 200 familias agrupadas con el objetivo de gestionar acciones para mejorar las condiciones de vida de las familias indígenas en la frontera.

“En diversas ocasiones el servidor público Fernando Motta nos ha dicho que el sueldo que recibe no es el sueldo justo ya que tiene demasiados estudios para ese sueldo y que prácticamente trabaja gratis, así mismo al querer tratar temas en concreto sobre nuestras inconformidades nos ha dicho ‘después vamos a tomarnos un cafecito y platicar’”, denunciaron.

También aseguraron que “en todo momento se hace acompañar por el señor José Alfredo Díaz de León, quien hasta el momento no sabemos qué puesto tiene en la dependencia. Y es quien nos ha tratado con actitud prepotente y grosera. En diversas ocasiones nos ha cuestionado sobre nuestra forma de organizarnos, manifestando que no es legal el que estemos organizados”.

Díaz de León los cuestionó sobre el oficio que se trató de hacer llegar a la gobernadora María Eugenia Campos Galván el pasado 21 de abril, cuál “al parecer no llegó a la persona idónea para

responder a nuestra solicitud”, lamentaron.

Los integrantes de los grupos indígenas lamentaron que en la Coepi esté elaborando proyectos o planes sin opinión de las comunidades.

“Igualmente solicitamos que las personas que trabajen en las diversas dependencias gubernamentales tengan la pertinencia cultural y sensibilidad. Así como un trato digno hacia las personas que pertenecemos a las comunidades originarias”, pidieron.