Estado

Desaparecidos en Juárez, 7 ecuatorianos que fueron secuestrados

Tienen menos de 25 años; familiares piden apoyo para localizarlos

Cortesía
Cortesía
Cortesía
Cortesía
Cortesía
Cortesía
Cortesía

Hérika Martínez Prado/El Diario de Juárez

martes, 10 enero 2023 | 14:34

Ciudad Juárez.— Un grupo de siete ecuatorianos que fueron secuestrados por presuntos miembros del cártel delictivo en Ciudad Juárez se encuentran desaparecidos desde septiembre del año pasado, alertó la organización sudamericana 180migrante.com desde los Estados Unidos.

“Son todos jóvenes menores de 25 años que viajaban irregularmente desde Ecuador hacia USA, salieron de diferentes provincias del Ecuador, hay hombres y una mujer, utilizaron distintas rutas, pero sólo pudimos identificar a tres de esos chicos y el resto desconocemos su identidad”, informó el abogado William Murillo.

A través de un comunicado de prensa, la organización identificó a tres de ellos como Alejandro Malla Dota, Jeremy León Ordóñez y Jonathan Morocho Benítez, de 20 años de edad, cuyos familiares pidieron el apoyo de la comunidad para localizarlos. 

Los ‘coyoteros’, como llaman en Ecuador a los traficantes de personas, engañaron a los familiares haciéndoles creer que ya habían cruzado a Estados Unidos, incluso los migrantes enviaron videos asegurando que todo estaba bien y que llegaron “al otro lado”, por lo que sus familiares en Estados Unidos y Ecuador ya debían pagar el resto del dinero pactado para poderles dejar en sus destinos. 

Engañados 

“Pero todo fue un engaño y una treta por parte de estos criminales (…) Llegaron a Ciudad Juárez y después de eso se los comió la tierra, nos hicieron pagar supuestamente para el transporte y finalmente nos dijeron que estaban secuestrados y que teníamos que pagar por el rescate, lo hicimos, pero nos robaron, no les liberaron y ahora estamos ahogados en deudas”, dijo B. O., una de las madres de los migrantes, a la organización legal. 

Dijo que primero fueron engañados por los ‘coyoteros’, luego secuestrados y finalmente estafados con un rescate que nunca logró su liberación. Y actualmente permanecen desaparecidos. 

“En los mensajes que enviaban los secuestradores a las familias, su objetivo era aterrorizarlos con amenazas: Si no pagas les vamos a enviar un regalito, matamos al morro y les enviamos el video para que ya no lo busquen, se lee en uno de ellos”, informó la organización. 

En promedio, cada familia pagó 17 mil dólares para que cada uno de ellos llegara a Estados Unidos, adicionalmente una familia fue víctima de estafas y extorsiones y ha pagado ya 23 mil dólares adicionales, otra 7 mil 500 dólares más y la otra 4 mil 500 extras a lo pactado con los traficantes de personas. 

“Sus familias mueven cielo y tierra para conocer de su paradero, solicitan la inmediata intervención de las autoridades federales en Ciudad Juárez para saber qué pasó con sus seres queridos”, informó 180migrante.com.

Alejandro es residente de El Cantón Azuayo de Santa Isabel, Ecuador, en donde era empleado de una ferretería, debido a que no pudo estudiar la universidad por falta de dinero; además, tiene una hermana con un soplo en el corazón y síndrome de Down.

Le dijo a su mamá, Margarita, que se iba a Estados Unidos para ayudar a la familia, especialmente a su hermanita. 

Jeremy también es soltero, es el segundo de cuatro hijos, trabajaba como agricultor en bananeras en El Cantón Pasaje, en la provincia de El Oro. Quería salir adelante y contó con ayuda de familiares para pagar el viaje hasta Estados Unidos a través de esta frontera. 

Jonathan se graduó del colegio y se postuló para ingresar a las fuerzas armadas, pero no pasó las pruebas necesarias. Vivía con su familia y trabajaba como minero, pero no le pagaban y solicitó un préstamo al banco para iniciar un negocio, aunque no le fue bien y ya tenía 14 mil dólares en deudas. 

“Trabajaba sólo para pagar la deuda, y ésa fue la razón que lo empujó para emigrar (…), pero nunca nos imaginamos pasar por todo este infierno”, dijo su mamá, Rosa Benítez.

Cuatro ecuatorianos más estarían desaparecidos, “una de ellas es un mujer de entre 20 y 25 años, al parecer son de Loja, otros de Cuenca parecen ser familias entre sí”. “No Podemos publicar sus rostros porque no sabemos quiénes son, pero está confirmado que estuvieron en el grupo de secuestrados, así que estaremos atentos para ayudar a esas familias, que seguramente también están desesperados por saber el destino de sus seres queridos”, informó Murillo.

El activista denunció que el tráfico de personas “es un negocio multimillonario para el crimen organizado, que miran en los migrantes una forma de hacer fortuna, lo que preocupa es que no hay respuesta de los gobiernos para detener este negocio ilegal, sino operaciones esporádicas que liberan algunas personas; no existe una política pública en México que brinde resultados o seguridad para migrantes, la degradación y la corrupción es tal que inclusive autoridades se han visto involucradas en actos de tráfico de migrantes en las zonas fronterizas”. 

Los identificados: 

-Alejandro Malla Dota

-Jeremy León Ordóñez 

-Jonathan Morocho Benítez

Los tres cuentan con 20 años de edad

En promedio

17 mil dólares pagó cada familia