Estado

Desconocen a dónde fueron llevados 11 migrantes

Preocupa a familiares incomunicación; Inami no proporciona información

Mayra Selene González/El Diario

domingo, 30 junio 2019 | 08:00

Ciudad Juárez.- Después de 36 horas del operativo en un hotel ubicado en la colonia El Jarudo para asegurar a 11 migrantes, sus familiares continúan sin saber en dónde se encuentran.

En el aseguramiento participó personal del Instituto Nacional de Migración (Inami) elementos de la Guardia Nacional, Policía Federal y de la Comisión Estatal de Seguridad  (CES).

Los hechos sucedieron en el hotel San Miguel, localizado en la avenida Tecnológico y Sierra Mojada.

Yenior Martínez se comunicó a El Diario desde el estado de Florida para asegurar que su hermano Doani González se encontraba en ese hotel y le escribió para decirle lo que estaba ocurriendo, sin embargo después de que se lo llevaron, les perdieron el rastro tanto a él como a Yadid Rodríguez, otro familiar que también fue parte de las personas retenidas.

Indicó que a través de un abogado han estado intentando obtener información, sin embargo en el Instituto Nacional de Migración se encuentran completamente cerrados a proporcionar cualquier dato por lo que desconoce si fueron deportados o trasladados a algún otro lugar.

Desde la mañana del viernes y ayer El Diario intentó obtener la información del INAMI sobre este operativo, pero Héctor Padilla, delegado de ese instituto en esta ciudad, no ha sido localizado y el departamento de Comunicación Social no ha atendido las llamadas telefónicas.

Enrique Valenzuela, titular del Consejo Estatal de Población (Coespo), dijo que entre ese grupo de personas aseguradas, unos tres de ellos  ya se habían enlistado ante esta instancia estatal como retornados por lo que podrán continuar en esta ciudad para esperar su turno para la entrevista de asilo político.

El funcionario se comprometió a solicitar al delegado del INAMI la información sobre el lugar al que fueron trasladadas el resto de las personas aseguradas, ya que indicó que no son deportadas de manera inmediata sino que son llevadas a otra estación migratoria.

Blanca Rivera, administradora de la Casa del Migrante, consideró una mala decisión el hecho de que el INAMI realice redadas en compañía de los elementos de la Guardia Nacional.

“La Guardia Nacional está para resguardar no para detener, no para andar haciendo aseguramientos de personas, redadas y operativos”, mencionó.

Dijo que los indocumetados que esperan aquí su turno para la entrevista de asilo político y que ya están registrados ante el Gobierno del Estado tienen necesidad de salir a la calle, ya que los tiempos de espera son largos por lo que considera innecesario que se les detenga por el hecho de estar refugiados en un lugar o al transitar por la ciudad.