Estado

Desde que era niño tuvo interés por ser religioso

Fue uno de los sacerdotes con más tiempo en un templo

Omar Morales / El Diario de Juárez / El sacerdote en una de las entrevistas con El Diario

Sol Gallegos
El Diario de Juárez

lunes, 02 mayo 2022 | 09:48

Ciudad Juárez— Con profundo dolor y tristeza, la Diócesis de Ciudad Juárez dio a conocer la defunción del presbítero Hesiquio Trevizo Bencomo, quien falleció a los 76 años de edad a consecuencia de un infarto fulminante y que en su labor como sacerdote se ganó el cariño de miles de fieles que hoy sienten su partida.

Fue hace un mes que el sacerdote sufrió una caída, por lo que fue internado tras un fuerte golpe que recibió en la cabeza; “el padre tuvo un desvanecimiento, lo que lo hizo caer y darse un golpe en la cabeza y tuvo un derrame interno. Estuvo hospitalizado en terapia, luego lo mandaron para su casa, le dieron un mes con la esperanza de restablecerse, pero ahora en la mañana amanecimos con esta noticia”, dijo el padre Alfredo Abdo Rohana sobre el lamentable fallecimiento del párroco.

El padre Hesiquio nació en Matachí, Chihuahua, el 18 de diciembre de 1945, y desde muy temprana edad tuvo el interés por pertenecer a la vida religiosa y formó parte de la comunidad religiosa Los Misioneros de la Natividad de María, pero con el tiempo se incardinó a la Diócesis de Ciudad Juárez, para formarse como sacerdote diocesano.

El 29 de junio de 1975, el padre Trevizo tuvo su ordenación sacerdotal en una misa que se oficializó en la Basílica de San Pedro del Vaticano, que fue auspiciada por el papa Pablo VI, quien en esa ocasión ordenó a 400 sacerdotes.

Durante su cargo como sacerdote tuvo un acercamiento importante con los fieles, pues además de ser maestro del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez y ser vocero de la diócesis de esta ciudad, también tuvo la visión para ser el primer presbítero en oficializar la santa misa a través de televisión, así como la elaboración de artículos en El Diario de Juárez durante 25 años.

Además, durante más de 30 años estuvo a cargo de la Parroquia Jesús Maestro, y junto al padre Alfredo Abdo del Santuario San Lorenzo fue de los sacerdotes con más tiempo en un templo.

“Fue un sacerdote que tuvo mucha proyección intelectual y tiene un gran peso en la Diócesis, un hombre de peso, de influencia, y ciertamente su muerte nos deja un gran vacío y un gran dolor, pero esperamos que el Señor le conceda el descanso eterno”, dijo el Padre Eduardo Hayen sobre los casi 50 años de vocación sacerdotal del padre Hesiquio Trevizo.

Este año ha sido muy complicado para la Diócesis, que a inicios de este año ha informado del deceso de tres sacerdotes, como es el caso del padre Juan Manuel García, quien falleció el pasado 21 de enero a los 84 años de edad en Madrid, España, a causa de una condición neuronal llamada ELA; Benjamín Cadena, quien murió a causa de complicaciones por Covid-19, y el padre José Solís, conocido por la feligresía como el “El Padre Cholo”, quien falleció a los 77 años de edad víctima de una peritonitis.

“Son momentos difíciles que está viviendo la Diócesis porque este año ha sido de bajas muy importantes en nuestro presbiterio: falleció el padre Cadena, falleció el padre García, falleció el padre Solís y ahora el padre Trevizo, son sacerdotes de mucho peso que dejan mucha huella en nuestros corazones y en la vida de la Diócesis”, dijo el presbítero de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe.

El día de hoy el padre Hesiquio Trevizo será velado en la Parroquia Jesús Maestro a las 9:00 de la mañana, mientras que el funeral se tiene programado para este martes a las 11:00 de la mañana en El Señor de la Misericordia, dio a conocer el sacerdote Eduardo Hayen.