Estado

Desdeña Estado usar recursos para proteger al medio ambiente

Subejerce Chihuahua 335 mdp para combatir el cambio climático

Archivo/El Diario / Fotografía ilustrativa

Javier Olmos/ El Diario

domingo, 28 julio 2019 | 12:00

Ciudad Juárez— A más de medio año transcurrido, las autoridades en el estado han desdeñado usar gran parte del presupuesto destinado a la mitigación y adaptación para el cambio climático en Chihuahua.

Datos oficiales de la Secretaría de Hacienda establecen que la administración estatal mantiene en el renglón de subejercicio más de 335 millones 37 mil pesos, de un presupuesto total de 364 millones 433 mil disponibles para este año en ese rubro.

En el programa ambiental ecológico, por ejemplo, de un millón 235 mil pesos que se presupuestaron, solamente se han ejercido 93 mil pesos.

En tanto que en la promoción de las normas para la conservación del medio ambiente, pese a que se destinaron 10 millones 83 mil pesos, sólo se han usado 2 millones y medio.

 En materia de protección al medio ambiente se destinaron 6 millones 839 mil 16 pesos, pero al cierre del segundo semestre de este año, el gasto registrado ante Hacienda fue de apenas el 10 por ciento, es decir, 647 mil 157 pesos.

Además, en agua potable, drenaje y tratamiento se han empleado 5 millones 382 mil pesos de un total de 165 millones 843 mil pesos que el Gobierno del Estado adjudicó a esas acciones.

En mayo pasado El Diario reportó que a pocos meses de que se cumpla el plazo fijado en la Ley General de Cambio Climático para reducir emisiones contaminantes, las autoridades de Chihuahua habían dejado sin seguimiento las metas de un plan creado desde abril de 2016.

Lo anterior, dijo el secretario de Desarrollo Urbano y Ecología de Gobierno del Estado, Luis Felipe Siqueiros Falomir, porque no se tenían recursos disponibles para la creación del Plan Estatal de Cambio Climático, del cual, a dos años y medio de administración, señaló, apenas se tiene un borrador elaborado.

Mientras eso sucede, la Cuarta Evaluación Nacional del Clima del Programa de Investigación sobre el Cambio Global de Estados Unidos (USGCRP), lanzada el año pasado, ubica la zona de las Grandes Planicies del Sur de ese país como propicias a estrés hídrico y temperaturas más altas que las registradas en los últimos mil años. 

El mapa de los impactos transfronterizos relacionados con el clima muestra que la región de la frontera entre Chihuahua, Texas y Nuevo México es donde se encuentra el punto más alto de sequía tanto agrícola como hidrológica.

El reporte del documento difundido por el Congreso estadounidense advierte que se requieren mecanismos que mejoren la gestión de los recursos del valle del Río Bravo, para evitar inminentes sequías, inundaciones, más días calurosos y riesgo de enfermedades, como algunos de los impactos que tendrá el cambio climático en la región.