Estado

Desplazamiento por violencia, despojo y falta de oportunidades

En Chihuahua casi 700 personas se han ido de manera forzada en apenas 6 localidades

Salud Ochoa/El Diario
lunes, 08 julio 2019 | 12:40

La violencia generada por grupos armados, amenazas e intimidación así como casas, cultivos o negocios quemados, destruidos o baleados, son las principales causas del desplazamiento forzado en Chihuahua ocasionando el éxodo de decenas de familias que huyen y que ubican a la entidad entre las de mayor incidencia de dicho fenómeno a nivel nacional, según lo destaca el Informe de desplazamiento interno masivo 2017.

Roberto M. e Isidro L. quienes, en diferentes puntos de la región serrana, han sido víctimas de la delincuencia organizada y obligados a abandonar su lugar de origen debido a las amenazas y despojo del que son objeto, señalan que el crimen se ha asentado en toda la sierra de Chihuahua reclutando a niños y jóvenes de los pueblos para que se desempeñen como sicarios pero además, aseguran, “levantan” a jóvenes de otros sitios del territorio estatal y reclutan también a pandilleros de las ciudades para que realicen trabajos de vigilancia y participen en enfrentamientos armados.

“Los malandros levantan a los muchachos dondequiera, se los llevan a trabajar y les pagan con droga. Luego les dan armas porque toda la gente que usan debe traer una. Hay niños de 12 años que andan con el arma en la mano. De las ciudades se llevan a los cholos que ya tienen sus vicios y los delincuentes aprovechan, les ofrecen droga y les dicen que allá nunca les va a faltar”, narra Isidro quien tuvo que dejar su vivienda y tierras en manos de la delincuencia.

“Primero me invitaron a entrar al negocio y como les respondí que no, me dijeron que tendría que irme porque de lo contrario iban a matarme”, señala y manifiesta su descontento no solo con los delincuentes sino con la autoridad que no ha sido capaz de frenarlos.

A los pandilleros, dice, se los llevan, los entrenan y después los exponen a los enfrentamientos que los convierten en los primeros muertos.

“Andando allá les dan las armas, los ponen a trabajar cuidando caminos, los entrenan poquito y los mandan a pelear. Los agrupan en camionetas y se van con otros grupos y a esos (a los cholos) son a los que echan por delante para que los maten. Luego los tiran en cualquier parte. Es una tristeza lo que pasa en  muchos pueblos de la sierra. Hay gente inocente que se dedica a trabajar y se convierte en víctima de esas personas que quieren todo por la mala”, dice Isidro.

Roberto por su parte, habla de la situación particularmente difícil que enfrentan las mujeres, quienes son presa constante de los delincuentes que se “apropian” de ellas en cuanto llegan a la adolescencia.

“Es muy común que se roben a las muchachas. Las niñas que van creciendo son de ellos prácticamente. Hay una que otra que logra salir de allá pero muchas veces ellos (los delincuentes) se las llevan a los lugares donde trabajan, las tienen allá unos días, a veces las regresan pero en otras ya no y amenazan a los padres para que “no hagan chisme”, indica y asegura que él lo vivió en carne propia cuando levantaron a su hija mayor a quien, después la dejaron “tirada por allí en la madrugada”.

“Denunciamos pero nos llegó el papá del agresor, ofreció dinero para que dejara las cosas como estaban. Me dijo que era inútil que pusiera la queja porque él tenía dinero y yo tuve que decirle que no pondría ninguna demanda,  que me quedaría con mi dolor, mi sufrimiento y la humillación que me hacían. Era como ponerme a pelear con un león solo con las manos”, señala.

Alexandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), aseguró el pasado junio que el desplazamiento forzado es un fenómeno regional que requiere solución regional, concertada y efectiva en beneficio de los afectados. 

A nivel local, la Comisión Estatal de Atención a Víctimas mantiene en la opacidad la estadística oficial de desplazados por la violencia y el apoyo que en teoría se les otorga, esto a pesar de que durante el Ejercicio Fiscal 2018 y 2019 el gobierno del Estado a través de la Secretaria de Hacienda, destinó $50,000,000.00 (Cincuenta millones de pesos 00/100 M.N.), al Fondo de Atención a Víctimas y del cual, el 20% es para ayuda emergente u ordinaria según los dispuesto en la Ley General de Víctimas, según se desprende de información generada a través de transparencia mediante oficio 07081 2019.

En el informe “Episodios de desplazamiento interno forzado masivo en México”, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) señala que en el país, “decenas de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares como una medida reactiva o preventiva para evitar ser víctimas de la violencia y riesgo que existe en diferentes entidades”. 

Destacan a Chihuahua como uno de los estados donde más se detecta episodios de desplazamiento forzado interno. La CMDPDH indica que la cifra de personas internamente desplazadas en México por la fuerza hasta diciembre 2017 fue 329 mil 917, siendo Chihuahua uno de los 12 estados con mayores casos de éste fenómeno. 

El Informe de desplazamiento interno masivo 2017, indica que en todos los episodios de desplazamiento masivo se registró la presencia y/o el uso directo de la violencia. En la mayoría de los episodios, la violencia generada por grupos armados organizados, fue la causa directa y principal de los desplazamientos. Incluso en el caso en que se registró como causa un proyecto extractivo minero, la población fue desalojada de sus casas por personas armadas y con el uso de violencia.  17 de los 25 episodios fueron causados por violencia generada por grupos armados organizados (68% del total). Estos episodios ocurrieron en Coahuila, Chihuahua, Durango, Guerrero, Michoacán y Sinaloa. De un total de 20,390 personas internamente desplazadas en 2017, 11,232 personas (55.09%) se desplazaron a causa de la violencia generada por grupos armados organizados.

En Chihuahua uno de los episodios de desplazamiento más recordado se dio en el municipio de Madera, en las localidades de Las Varas y El Largo, el 02 de julio de 2017, a causa de la violencia generada por el narcotráfico. Fueron alrededor de 500 personas (víctimas) que huyeron sin destino especificado. Lo anterior como consecuencia de diversos enfrentamientos entre integrantes de los cárteles de la Línea y de Sinaloa y la policía en el municipio de Madera, Chihuahua, provocaron el desplazamiento de decenas de familias. El 5 de julio, un enfrentamiento en la comunidad de Las Varas dejó un saldo de 15 muertos y un policía herido. Tres días antes, un enfrentamiento en la comunidad, había dejado 30 muertos, entre ellos dos policías. Enfrentamientos como este llevaban meses ocurriendo en el municipio desde que en mayo se recrudeció la disputa entre los cárteles. En Las Varas, en un mes huyó mitad de la población: solo quedaban 500 personas de las más de 1,000 que ahí vivían. El gobernador Javier Corral afirmó en ese momento que en consecuencia, su gobierno diseñó el plan “Desarrollo, Paz y Reencuentro” con la intención de reactivar la economía y la seguridad en la región sin que posteriormente se tuviera noticias de ello. El Diario de Chihuahua reportó el 11 de julio de 2017 que integrantes de la agrupación Madera Unidos A.C. declararon que por semana entre 20 y 30 personas de la pequeña comunidad abandonaban Las Varas.


En corto…

De acuerdo con el Informe Episodios de Desplazamiento Interno Forzado masivo en México:

*El uso de armas o presencia de personas armadas, amenazas e intimidación así como casas, cultivos o negocios quemados, destruidos o baleados, son las principales causas del desplazamiento forzado en Chihuahua. A lo anterior se suma el saqueo de viviendas, robo de animales y cultivos

*Las entidades con más episodios de desplazamiento interno forzado masivo son: Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Chiapas y Oaxaca.

*En Chihuahua casi 700 personas se han desplazado de manera forzada en apenas 6 localidades

*La violencia política, conflictos sociales y conflictos territoriales son causa también de desplazamiento forzado registrado en Chiapas, Chihuahua y Oaxaca.

*Los enfrentamientos armados en los estados de Chihuahua, Durango y Guerrero, desplazaron a 6,335 personas.

*El 22% de los episodios de desplazamiento masivo ocurrieron en Chihuahua.