Estado

Destina Urique 15.8 mdp anuales para seguridad

El municipio se convirtió en noticia internacional por el asesinato de un guía de turistas y dos sacerdotes

Sandra Rodríguez/El Diario de Juárez

sábado, 25 junio 2022 | 06:41

Ciudad Juárez.— El Municipio de Urique, cuyo titular dijo no contar con información sobre la actuación de sus policías durante un ataque que cobró la vida de dos sacerdotes jesuitas, cuenta con 15.8 millones de pesos este año para “seguridad pública y obligaciones financieras”.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de 2022, el gasto total de la localidad es de 122.8 millones de pesos, el más elevado de los nueve municipios que conforman la región Baja Tarahumara. 

En el documento se observa que la mayor parte de los egresos –72 millones– están programados en renglón de “inversión pública”, sobre el que sólo se indica que es “edificación no habitacional”.

El desglose agrega que otros 28.6 millones de pesos son para servicios personales (salarios), 952 mil 043 para la amortización de la deuda pública y que el recurso para la seguridad proviene del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal.

Ubicado en la frontera con Sinaloa, entre los municipios chihuahuenses de Guachochi, Guazapares y Batopilas, Urique se convirtió en noticia internacional el pasado lunes 20 de junio luego de que un presunto integrante de la delincuencia organizada, identificado por el Gobierno del Estado como José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, perpetrara diversos crímenes en Cerocahui, comunidad ubicada a alrededor de dos horas de la cabecera municipal.

Entre los delitos se cuentan el asesinato del guía de turistas Pedro Eliodoro Palma y de los sacerdotes jesuitas Joaquín Mora y Javier Campos.

Consultado el jueves sobre la actuación de su Dirección de Seguridad Pública, el alcalde Daniel Silva Figueroa, de Movimiento Ciudadano, respondió no haber tocado el tema con el titular, Samuel Pocaré.

“Desconozco en ese momento de los hechos, desconozco ahorita cuál fue el proceso en el momento de que se situaron los hechos, si pidió auxilio la comunidad, o sea, eso sí lo desconozco de ese momento”, dijo Silva.

El funcionario –que fue alcalde por el PRI entre 2013 y 2016– agregó contar con una Dirección de Seguridad Pública en la que laboran “unos 50” elementos; tres de los cuales, supuso, debieron estar en Cerocahui el lunes.

“Primero detonó (la noticia) en los medios, pero me habla el director de Seguridad Pública: ‘oiga, parece ser que hubo un reborujo en Cerocahui’. O sea, porque al momento de que él se quisiera trasladar desde Urique hasta Cerocahui, son dos horas de camino, ya para ese entonces ya estaba Fiscalía ahí”, dijo. 

La información de la Fiscalía General del Estado muestra que antes de asesinar a los sacerdotes, “El Chueco” recorrió diversos puntos de Cerocahui, como una casa a la que le prendió fuego después de haber agredido a dos de sus ocupantes –los hermanos Paul y Armando B.–, y un hotel en donde privó de la libertad a Palma.

“El hombre privado de la libertad se escapó y llegó policontundido al templo del pueblo, donde fue auxiliado por los religiosos, quienes también, lamentablemente, fueron privados de la vida por proyectil de arma de fuego y cuyos cuerpos, junto con el del guía, se llevó el agresor”, agregó el texto oficial.