Estado

Detecta ASE irregularidades y nepotismo durante 2016 y 2017

No ha denunciado ni ha iniciado procedimientos administrativos de sanción

Heriberto Barrientos/El Diario
jueves, 12 septiembre 2019 | 08:32
Tomada de cuevalobo.com

Chihuahua.- La Auditoria Superior del Estado (ASE) confirmó ayer a El Diario, que no ha presentado las denuncias penales y/o iniciado los procedimientos administrativos de sanción, en contra de los presidentes municipales de Jiménez y Valle de Zaragoza, respectivamente; cuyas cuentas públicas correspondientes a los ejercicios fiscales 2016 y 2017, presentaron graves observaciones, específicamente en la contratación de familiares directos de los alcaldes, regidores y de otros funcionarios.

La ASE respondió a este medio de comunicación que en relación a la cuenta pública 2017 de Valle de Zaragoza “por agenda de trabajo está próxima a presentarse”.

Valle de Zaragoza: 5 casos de nepotismo

Este medio obtuvo el informe técnico de la auditoría practicada al municipio de Valle de Zaragoza, correspondiente a la cuenta pública 2017 y textualmente los expertos en el artículo Segundo establecieron, “con fundamento en lo que establece el numeral 42, fracción II, inciso b) de la Ley de Auditoría Superior del Estado, instrúyase a la Auditoría Superior, para que presente la denuncia ante la instancia correspondiente, a fin de que se determine la responsabilidad administrativa en contra del presidente municipal y demás funcionarios públicos municipales que hayan participado en las operaciones que a continuación se detallan: Remuneraciones al personal de carácter permanente a favor de Verónica Soto Sáenz, Zenaida Grado Carmona, Carlos Morales Alvarado, Ana Elena Sáenz Alvarado y Hilda Elia Morales Faudoa”.

Según la observación número 6, se solicitó al municipio mediante oficio N° AECFI-209/2018, de fecha 8 de junio de 2018 referencia por escrito si algún empleado del municipio contenido en la nómina es pariente consanguíneo o afín, en línea recta, sin limitación de grado o colateral por consanguinidad, dentro del cuarto grado o por afinidad dentro del segundo en relación al presidente municipal, regidores o síndico, a lo cual el municipio no dio respuesta al oficio antes señalado.

“Derivado de la revisión se determinó que existen cinco personas que laboran en esta presidencia municipal con nexos de parentesco los cuales fueron contratados al inicio de esta administración municipal que fue a partir del 10 de octubre de 2016”, señalaron los auditores de la ASE.

Jiménez: hay otros 2 casos

En relación a la cuenta pública del municipio de Jiménez, correspondiente al 2016, se detectó que Iván Caballero Maldonado, quien se desempeña como jefe Departamento Gobernación desde el 10 de octubre de 2016,  tiene parentesco en segundo grado con Lizeth Caballero Maldonado, quien funge como regidora desde el 10 de octubre de 2016; determinándose que este no debió ser contratado ya que no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 61 fracción IV del Código Municipal para el Estado de Chihuahua, y al hacerlo se contravienen las obligaciones establecidas para el presidente municipal y oficial mayor en los artículos 29 fracción II y 66 fracción X del Código citado respectivamente, consistiendo la primera en nombrar a los funcionarios y empleados de la Administración Municipal, la segunda en expedir los nombramientos en cumplimiento a lo dispuesto en las leyes; observándose que por el período auditado percibió indebidamente remuneraciones salariales por la cantidad total de $47,040.

En base a lo señalado anteriormente, la Auditoría Superior del Estado de Chihuahua determina que existen elementos suficientes que permiten presumir irregularidades administrativas causadas por servidores públicos adscritos al ente fiscalizable, incumpliendo con los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben observar en el desempeño de su empleo, cargo o comisión, con independencia de sus deberes y derechos laborales, actualizando, en su caso, las hipótesis previstas en las fracciones I, II, III XII y XXXIX del artículo 23 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Chihuahua”, se estableció.

Otra de las irregularidades detectadas, fue el de Ofir Vásquez Jiménez, quien se desempeña como Juez Calificador desde el 10 de octubre de 2016, y tiene parentesco en segundo grado con  Obed Vásquez Jiménez, quien funge como regidor desde el 10 de octubre de 2016; determinándose que este no debió ser contratado, ya que no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 61 fracción IV del Código Municipal para el Estado de Chihuahua. Percibía un sueldo de 22 mil pesos mensuales.

Estas irregularidades se encontraron en la administración del exalcalde priista José Arnoldo Abes Durán.

En ambas cuentas públicas, se determinó que de las observaciones detectadas, se podían generar responsabilidades de carácter administrativo, civil o penal; sin embargo hasta la fecha la Auditoria Superior del Estado no ha procedido jurídico y legalmente.

[email protected]