Estado

Detectan actividades ilícitas en Cereso de Juárez

Han sido señaladas incluso por las autoridades locales

Archivo / El Diario de Juárez / La prisión fue desalojada a finales de 2020; ahí estuvo preso, entre otros, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán

Sandra Rodríguez
El Diario de Juárez

jueves, 05 mayo 2022 | 12:35

Ciudad Juárez.- La existencia de actividades ilícitas en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta frontera y que ha sido señalada incluso por las autoridades locales aparece consignada en el “Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2021”, presentado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Al respecto, en el renglón de las condiciones de gobernabilidad del Cereso estatal número 3, el documento señala que hay “presencia de actividades ilícitas” e “insuficiencia de personal de seguridad y custodia”, además de hacinamiento, sobrepoblación e insuficiencia de vías para la remisión de quejas por probables violaciones a los derechos humanos, problemas que persisten y han sido reportados en informes anteriores. 

Consultada sobre las observaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que, con el fin de despresurizar el penal, se busca aún ante el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS) el traspaso del Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) 9, desalojado a finales de 2020. 

En tanto, informó la vocera de la FGE, Sahira Castro, se han hecho “traslados de personas privadas de la libertad a otros penales, entre otras acciones”.

En diversas ocasiones, incluso las autoridades han reportado la existencia de estas actividades delictivas desde el interior de este reclusorio, que alberga población agrupada por presunta afiliación a pandillas, que a su vez, de acuerdo con explicaciones oficiales, realizan actividades de crimen organizado en la ciudad. 

“Muchas veces desde los Ceresos hacen llamadas para extorsionar o para amedrentar”, mencionó el pasado fin de semana el alcalde Cruz Pérez Cuéllar.

“Muchas son reacciones justamente a este operativo y las personas que se han detenido, que mucho de esto está surgiendo del interior de uno de los Ceresos aquí en Ciudad Juárez”, dijo la gobernadora María Eugenia Campos en febrero, al responder sobre hechos registrados entre el 9 y el 16 de enero en la ciudad, como la balacera en el bar Viejo Oeste, que dejó siete víctimas mortales, una serie de incendios coordinados y un doble feminicidio en la zona del Valle de Juárez. 

Baja calificación al Cereso 1

A diferencia del reporte de 2020, difundido el año pasado, el dictamen más reciente sobre lo encontrado en el Cereso de Ciudad Juárez no menciona ya los problemas de “autogobierno/cogobierno”, o el ejercicio de funciones de autoridad por parte de las personas privadas de la libertad.

Se mantienen, sin embargo, la deficiente separación entre procesados y sentenciados, insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación, así como falta de programas para la prevención de adicciones y desintoxicación, además de los ya citados.

En general, el dictamen asigna a este reclusorio fronterizo una calificación de 6.79, ligeramente superior a la de 6.17 que le impuso en la evaluación de 2020.

En la capital del estado, en cambio, el Cereso número 1 bajó su calificación de 7.9 a 7.4, al agregar el organismo revisor observaciones como “insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos”, que no mencionó para ese penal en el diagnóstico de 2020, así como insuficiencia de personal de seguridad y custodia. 

Sobre el mismo Cereso, ubicado en el municipio de Aquiles Serdán, en las afueras de la capital del estado, el informe de la CNDH agrega que también hay hacinamiento y sobrepoblación, además de deficiente separación de procesados y sentenciados, entre otras problemáticas.

Respecto a la gestión para que el Gobierno federal ceda al Estado la instalación del Cefereso 9 –donde estuvo preso, entre otros, Joaquín “El Chapo” Guzmán–, Castro mencionó que “hay constante comunicación para darle seguimiento puntual a este trámite, además hay voluntad y buena disposición, por lo que confiamos en que esto pueda concretarse”.

La vocera señaló también que se prevé contratar policías, custodios y médicos, además de adquirir más cámaras de seguridad, arcos de rayos X en las áreas de ingreso para detectar metales y objetos no permitidos y equipo de inhibición de telefonía celular.

Difundido en días previos, el reporte de la CNDH con la información de 2021 fue presentado de manera oficial el pasado miércoles en la Ciudad de México. (Sandra Rodríguez Nieto / El Diario)