Estado

Difunde mensaje de paz y justicia para su pueblo

“Añoramos una tierra de paz y libertad”, enfatiza el video distribuido en redes sociales, derivado del asesinato de los jesuitas y la ola de violencia

Manuel Quezada/El Diario

domingo, 24 julio 2022 | 22:25

Chihuahua, Chih.- “Nuestra amada Sierra Tarahumara, ha sufrido mucha crueldad y merece la paz”, señaló el Seminario Diocesano de la Tarahumara a través de un video distribuido en redes sociales y la plataforma de Whatsapp, en donde enfatiza que se unió al pueblo que clama justicia y paz.

Planteó que les duele profundamente los sucedido en la Diócesis de la Tarahumara con la muerte de los dos jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, así como de todas las víctimas de la violencia.

“Añoramos una tierra de paz y libertad”, enfatiza la institución en la que se forman los futuros sacerdotes católicos en esa región.

Indicó que como seminario son sensibles y acompañan a las víctimas y, a la vez que se comprometió a luchar por una cultura de paz. “Unidos a nuestro pueblo rarámuri experto en oración, invocamos la paz”.

Pidieron que las oraciones e invocaciones que hoy se elevan al cielo, toquen las mentes y corazones de los responsables en la tierra que provocan dolor y muerte. “Siempre estaremos con los que sufren. ¡No hay marcha atrás!

Enfatizaron que “Porque todos hemos sido creados. Hermanos, por favor, no más muerte; por favor, no más violencia”.

Desde esta casa, el Seminario, brindamos nuestra solidaridad y oraciones a todas las víctimas de la violencia en la Sierra Tarahumara y sus familias, indica el video.

Reitera de que desde la institución, estarán cerca de su pueblo mexicano y la Iglesia Serrana que busca los nuevos horizontes de diálogo y paz.

Agregaron que desde la oración ponen ante Dios las angustias de muchos pueblos y personas, “porque la paz es un don de Dios” y, asentaron, que a ellos como futuros pastores del pueblo les corresponde invocarla.

El Seminario Diocesano de la Tarahumara indica que tienen sed de paz y subrayan que no quieren que las tragedias vividas caigan en el olvido.

Apuntan que la vida de estos hermanos jesuitas, es el saludo de Cristo que dice “la paz esté con ustedes”.

Señala que sólo la paz hace que se puedan sanar las heridas del pasado e invitó a orar y sumarse a las acciones que se realizan en las parroquias como misas, horas santa, marcha, entre otros.

Finalmente, el Seminario Diocesano de la Tarahumara indica que es tiempo de que al levantar la vista “veamos esta tierra de paz y libertad”.