Estado
Al activarse semáforo naranja

Disminuye ocupación hospitalaria

De cada 100 pruebas PCR aplicadas, al menos 59 dan positivo, asegura funcionaria

Alejandro Vargas/ El Diario de Juárez

martes, 23 junio 2020 | 10:36

Ciudad Juárez.- Los dos principales hospitales Covid-19 en Juárez, el 66 del IMSS y el General, bajaron su nivel de ocupación. El primero tiene el 31% de camas con pacientes y el segundo 21%, informó Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico en la Zona Norte.

La semana pasada el Hospital 66 presentaba una ocupación de 39%, y el General tenía un 33 por ciento. Sin embargo, la contabilización actualizada ayer destaca que de 220 camas, el nosocomio Covid del IMSS mantiene ocupadas 69, mientras que de 157 camas, el Hospital General del Ichisal tiene empleadas 34, dijo el médico.

Añadió que además están en uso 11 de las 30 camas de las que dispone el cuartel del Noveno Regimiento de Caballería.

El funcionario mencionó que también se utiliza una cama del Hospital 35 del Seguro Social –que funge como híbrido, ya que atiende a pacientes regulares y de Covid-19–, inmueble que tiene aún 19 espacios disponibles para enfermos del padecimiento provocado por la cepa SARS-CoV-2, que ayer sumaba en Juárez 2 mil 058 contagios y 447 decesos, mientras que 398 han obtenido el alta médica.

Pese a esta reducción de hospitalizaciones la alerta continúa, ya que la Región Juárez, que abarca la frontera y 9 municipios más, mantiene el índice más alto de contagios a nivel estatal, un 59 por ciento, dijo Mirna Beltrán Arzaga, subsecretaria de Promoción y Prevención de Salud en el Estado.

Explicó que esto significa que de cada 100 pruebas PCR aplicadas, al menos 59 dan positivo, por lo que dicho índice rebasa la positividad de 27 por ciento de la ciudad de Chihuahua y sus alrededores.

Beltrán precisó que la frontera entró ayer al semáforo naranja de apertura económica debido a que está presentando una tendencia “descendente” de casos hospitalizados, y a su vez tiene una tendencia de Covid-19 “descendente moderada”. Pero, aun así, urgió, junto a Valenzuela Zorrilla, a que la ciudadanía mantenga las medidas preventivas para evitar algún rebrote.

El semáforo naranja implica, según se informó, la reactivación con un aforo de 100 por ciento en las actividades esenciales como salud, agricultura, estancias infantiles, minería, obra pública, servicios básicos, alimentación y construcción, mientras que las nuevas esenciales –manufactura aeroespacial y automotriz– tendrán un aforo del 50 por ciento y las no esenciales se reactivan con un aforo del 30 por ciento; los huéspedes en los hoteles podrán aumentar a este mismo porcentaje.