Estado
Alerta en el estado

Dispara violencia liberación de narcos

Exoneración de ‘El Güero’ Palma se une a la de otros líderes del crimen organizado, que regresan al trasiego de drogas

Sandra Rodríguez / El Diario

jueves, 06 mayo 2021 | 21:25

Ciudad Juárez– La exoneración del narcotraficante Héctor “El Güero” Palma Salazar por el delito de delincuencia organizada se suma a la libertad que tienen otros integrantes de las agrupaciones criminales del país como Juan José Bernabé Ramírez, implicado en el asesinato del agente antidrogas norteamericano Enrique “Kiki” Camarena en 1985, así como Rafael Caro Quintero, detenido por el mismo crimen y fuera de la cárcel desde 2013. 

Sobre Bernabé Ramírez, de 62 años, un boletín de la oficina norteamericana de aplicación de leyes de Inmigración y Aduanas (ICE) del pasado 8 de abril, indicó que fue deportado a través del puente internacional Santa Fe-Paso del Norte, en Ciudad Juárez, para enviar “el claro mensaje de que no toleraremos que criminales atroces sean liberados en nuestras comunidades”. 

De Caro Quintero, de 68 años, Adrián LeBaron reportó desde noviembre pasado que su presunta operación en el estado de Chihuahua había sido mencionada en una de las audiencias del juicio federal por la masacre de su familia, registrada en 2019 y atribuida a integrantes de la organización delictiva denominada “La Línea”. 

“El juez dijo que un mes antes de la masacre se habían ido ahí a Buenaventura, Chihuahua, ahí cerquitita de mi pueblo, gente de allá de Caborca, un tal Rafael Caro Quintero, parece ser que estuvo ahí en ese lugar”, dijo LeBaron, padre de una de las víctimas, de acuerdo con un reporte publicado por este medio el 25 de noviembre. 

“Parece ser que planearon un ataque coordinado (contra su familia), unos por el lado de Caborca y otros por el lado de Chihuahua, para calentar esa zona y cerrarles el paso a los otros cárteles hacia Estados Unidos”, agregó entonces el también tío de Benjamín LeBaron, asesinado en 2009. 

Ni la Fiscalía General de la República (FGR) ni la del Estado (FGE) respondieron el martes solicitudes de información sobre lo difundido tanto por ICE como por LeBaron. 

Desde 2020, sin embargo, el fiscal general del estado, César Augusto Peniche, advirtió que otro presunto narcotraficante, Jesús Salas Aguayo, “Chuyín”, detenido en 2015 como supuesto jefe de “La Línea” y liberado de manera condicional en 2019, era uno de los principales generadores de violencia en la entidad. 

“Después de haber estado varios años en la cárcel (Salas Aguayo) regresa otra vez a las calles, con una libertad que indebidamente le dio un juez federal”, comentó Peniche, de acuerdo con lo publicado por El Diario el 7 de julio de 2020. 

“Y ahora, parte de las disputas que estamos viendo en el interior, especialmente de la banda criminal de ‘La Línea’, están ligadas a que este señor está tratando de recuperar la posición que tenía antes de su anterior aprehensión y ahora se ha convertido en un factor de violencia en Ciudad Juárez”, agregó el fiscal entonces.