Estado

Educan acerca de la igualdad de género en el ‘Kiki’ Romero

Aprenden padres de menores migrantes que sus hijos no deben crecer con un rol asignado que impida su máximo desarrollo

Cortesía / El curso fue impartido por personal del área de Capacitación de la Dirección de Derechos Humanos del Municipio

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

sábado, 16 julio 2022 | 05:00

Ciudad Juárez.— A través del taller de “Igualdad de género entre niños y niñas”, los padres migrantes del gimnasio municipal “Kiki” Romero aprendieron que sus hijos no deben crecer con un rol asignado que impida su máximo desarrollo, como el que las labores domésticas son exclusivas de las mujeres o que los hombres no pueden llorar.

Durante dos horas, personal del área de Capacitación de la Dirección de Derechos Humanos del Gobierno Municipal trabajó con los padres y madres para ayudarlos a identificar los roles de género que muchas veces se imponen a los hijos, y les explicó cómo dichos roles pueden afectar su autosuficiencia, informó Santiago González Reyes, titular de la dependencia.

“En el taller se les explicó cómo identificar cuando comenzamos a imponer roles de género a nuestros hijos, o algún tipo de diferenciaciones entre niños y niñas que ya no deben de existir en la crianza, como las labores domésticas para las mujeres y la creencia de que los hombres no lloran, entre otras”, dijo el coordinador del albergue, que actualmente aloja a 150 personas, 68 de ellas niñas, niños y adolescentes (NNA). 

Durante el taller se les da a conocer a los padres que ciertas actitudes van a impedir el óptimo crecimiento de sus hijos, quienes deben tener un mejor desarrollo, una buena salud mental y ser más felices.

El equipo, compuesto por un abogado, una doctora y una psicóloga, todos con enfoque en los derechos humanos, busca que los propios padres identifiquen cuando imponen un rol a sus hijos dentro del hogar a través de tareas, los juegos o con tratos diferenciados.

“En cuanto a los roles asignados a los niños, en muchas de las ocasiones suprimimos las emociones, no demostrar dolor ni debilidad, defenderse a los golpes, asumirlos en un rol jerárquico dentro de la familia cuando hay ausencia del padre, lo cual lleva a las masculinidades a un sufrimiento”, señaló. 

Actualmente el alberque municipal, que abrió sus puertas el 5 de abril de 2021 con el objetivo de dar apoyo humanitario a quienes llegan a la ciudad en medio de la pandemia, aloja principalmente a personas de Honduras, Guatemala, México y El Salvador, aunque también se encuentran en sus instalaciones oriundos de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Haití. 

Entre los talleres que se les han impartido se encuentran temas como ‘Mitos del amor romántico’, ‘Redes de apoyo en mujeres migrantes’ e ‘Identificación de abuso sexual en NNA’, este último con enfoque para los padres y para los propios menores.